Bank of Montreal se ha deshecho de una participación del 1,702% de Repsol, una semana después de aflorar en el capital de la multinacional española con un 3,467%, convirtiéndose en uno de los mayores accionistas.

La entidad canadiense informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores a principios de este mes la adquisición del 3,467% de Repsol, una participación valorada en cerca de 270 millones de euros, a precios de mercado. De esa participación, el 1,702% la mantenía a través de instrumentos financieros, y el 1,765% lo posee de forma directa.

En la actualidad, el mayor accionista de Repsol es la constructora Sacyr, con el 8,2% del capital, seguido de JPMorgan con el 6,8%. BlackRock posee el 5% y Amundi Asset Management el 4,5%.

En el mercado es habitual ligar estas operaciones relámpago de compra venta de acciones de compañías cotizadas a través de instrumentos financieros con próximas operaciones de cortos sobre el valor en cuestión.

La CNMV publica el dato de las posiciones cortas netas agregadas, que incluye la suma, a la fecha de referencia, de las posiciones individuales declaradas (iguales o superiores al 0,5%) más el total de las posiciones iguales o superiores al 0,2% e inferiores al 0,5%.

La última notificación que aparece de posiciones cortas en su capital es del año 2017, el 0,44% en manos del hedge fund Steadfast Capital Management

En el caso de Repsol, de acuerdo a los registros del regulador del mercado español, la última notificación que aparece de posiciones cortas en su capital es del año 2017, el 0,44% en manos del hedge fund Steadfast Capital Management.

Repsol, que la pasada semana fue imputada por la Audiencia Nacional por el caso Villarejo, ha cerrado hoy miércoles en Bolsa a 9,55 euros por acción tras perder un 0,10%, un valor de cotización similar al que tenía a mediados de febrero; el pasado mes de junio superó los 11,4 euros por título.