El Banco Santander ha anunciado este viernes su intención de comprar el 8,3 % del capital de su filial mexicana a los accionistas minoritarios por 550 millones de euros en efectivo.

De esta forma, el banco podrá elevar su exposición "a uno de sus principales mercados y con buenas perspectivas a largo plazo", ha explicado el Santander en un comunicado remitido al supervisor español, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La operación se cerrará, previsiblemente, "en el segundo o tercer trimestre de 2021", explica la entidad, que añade que la oferta estará sujeta a las condiciones habituales, entre ellas las autorizaciones regulatorias, así como a la aprobación de la cancelación de la inscripción de las acciones de Santander México en la Bolsa mexicana de valores.

Esto último requerirá la aceptación de, al menos, el 95 % del capital social de Santander México en una junta extraordinaria de accionistas. Actualmente, el grupo es propietario del 91,7 % de Santander México.

La operación reduciría la ratio de capital de máxima calidad CET1 del grupo en aproximadamente ocho puntos básicos, dice el Santander, que recuerda en su nota que a 31 de diciembre de 2020 tenía una ratio CET1 del 12,34 %, por encima de su rango objetivo del 11-12 %.

La entidad informará este viernes sobre esta operación en la junta general de accionistas.

Asimismo, el retorno sobre el capital invertido (ROIC) para Santander será de aproximadamente el 14 % y su beneficio por acción (BPA) mejorará en un 0,8 % en 2023, según las previsiones del Santander.

Santander informará este viernes sobre esta operación en la junta general de accionistas, en la que también anunciará su intención de retomar una política de remuneración a los accionistas del 40-50 % del beneficio ordinario del grupo en cuanto lo permita el supervisor europeo.

Evolución del negocio de Santander

También se referirá a la buena evolución del negocio en el primer trimestre de 2021, con unos ingresos en línea con los obtenidos en el cuarto trimestre de 2020.

Por ello, el banco espera obtener un retorno sobre el capital tangible (RoTE) ordinario de aproximadamente el 10 % al final de 2021.

Asimismo, la entidad nombrará a Andreas Dombret como miembro del consejo asesor internacional. Dombret fue consejero del Deutsche Bundesbank entre 2010 y 2018 y miembro del consejo de supervisión del Banco Central Europeo (BCE) entre 2014 y 2018.

Antes había sido vicepresidente de Bank of America en Europa y desempeñó puestos de responsabilidad en Rothschild, JPMorgan y Deutsche Bank, explica el banco.