El Banco de España (BdE) se refuerza para el teletrabajo e invierte más de un millón de euros en ordenadores, teléfonos móviles y en mejorar las licencias para terminales a tiempo real de Bloomberg, entre otras medidas. Según la plataforma de contratación, el organismo que preside Pablo Hernández de Cos ha adquirido durante la cuarentena un total de 150 teléfonos móviles por valor de 12.450 euros, a los que se le suman 300 líneas móviles con bonos superiores a 10 GB a valor de 99.000 euros. Ambas han sido adjudicadas a Telefónica

No obstante, se trata de dos contratos muy pequeños si se comparan con otros, como el firmado con la pyme Bechtle Direct por valor de 815.000 euros. Este, abarca un total de 713 ordenadores portátiles con ratón, 893 maletines de transporte, 400 estaciones de acoplamiento, 250 móviles, 263 adaptadoras USB y 200 lectores de tarjeta.

Además de este tipo de dispositivos, el supervisor también ha tenido que habilitar siete salas más para videoconferencias después de que estas se multiplicaran por tres durante el confinamiento ante la prohibición de viajar a países comprometidos como (China, Corea del Sur, Japón, Singapur y Norte de Italia), tal y como se desprende de uno de los contratos firmados por el Banco de España. En él, el órgano supervisor comunica la compra de un nuevo sistema para habilitar las salas anteriormente mencionadas por un valor de 56.000 euros a la compañía Unitronics Comunicación.

Otros servicios

El Banco de España también ha actualizado sus 15 terminales Bloomberg para poder ser utilizados de manera remota. Esta servicio ha costado algo más de 12.000 euros y ha sido otorgado al propio Bloomberg pues es el único capaz de ofrecer este servicio. El Banco de España justifica la actualización de estos sistemas por el mayor número de personas que finalmente han tenido que optar por el teletrabajo. 

Adicionalmente, ha ampliado el número de portátiles que podrán conectarse a la intranet. Hasta la fecha sólo lo podían hacer 500 terminales. Ahora, tras la ampliación del contrato, se podrán conectar hasta 3.000 ordenadores de manera simulatanea. Para obtener este servicio se ha gastado algo más de 96.000 euros.