El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido este jueves mantener el volumen de compras de deuda y los tipos de interés para apoyar la economía de la zona del euro ante la prolongación de los confinamientos.

El BCE ha informado tras la reunión del Consejo de Gobierno de que deja inalterado el tipo de interés de las operaciones principales de financiación en el 0%, nivel en el que se encuentra desde marzo de 2016.

También mantiene en el 0,25% la facilidad marginal de crédito, el tipo de interés que cobra a los bancos por los préstamos a un día, y en el -0,50% la facilidad de depósito, el tipo de interés con el que tradicionalmente remuneraba los depósitos a un día pero que desde junio de 2014 están en negativo, por lo que ahora los penaliza para impulsar el crédito.

"El Consejo de Gobierno ha decidido reconfirmar la orientación muy acomodaticia de su política monetaria", según el comunicado publicado tras la reunión.

El BCE mantiene las compras de deuda de emergencia frente a la pandemia en 1,850 billones de euros y el horizonte de las adquisiciones de bonos, al menos, hasta final de marzo de 2022.

El Consejo de Gobierno efectuará compras hasta que considere que "la fase de crisis del coronavirus ha terminado".

Reinventir el principal de los bonos adquiridos

El BCE va a reinvertir el principal de los bonos adquiridos que vayan venciendo, al menos, hasta el final de 2023.

Las compras de deuda de emergencia "se realizarán para mantener unas condiciones de financiación favorables durante el período de la pandemia", según la entidad.

El BCE está dispuesto a comprar más deuda si es necesario para garantizar que los tipos de interés siguen bajos en todos los países del euro, pero también a no utilizar la dotación íntegramente "si las condiciones de financiación favorables pueden mantenerse" con menos compras de bonos.

También ha mantenido las compras de deuda de un programa anterior de compras de activos en un ritmo mensual de 20.000 millones de euros.

Estas compras de bonos proseguirán "durante el tiempo que sea necesario para reforzar el impacto acomodaticio de sus tipos de interés" y finalizarán poco antes de que el BCE comience a subirlos.

El BCE también va a reinvertir el principal de estos bonos que vayan venciendo durante un período prolongado tras la fecha en la que comience a subir los tipos de interés.

El Consejo de Gobierno reiteró que espera que los tipos de interés "continúen en los niveles actuales, o en niveles inferiores, hasta que observe una convergencia sólida de las perspectivas de inflación" hasta algo por debajo del 2%, y que también sube la inflación subyacente.