Mensaje contundente de Luis de Guindos hacia la banca y, en especial hacia Banco Popular. Ocultar los problemas y retrasar los saneamientos no lleva a ninguna partes, es "como los fantasmas de los dramas de Shakespeare, siempre reaparecen".

El ministro de Economía niega que este mensaje fuera dirigido Banco Popular -"lo decía en general", aclaró"-, pero el sentimiento generalizado en las jornadas Financieras organizadas por Deloitte, Sociedad de Tasación y ABC es que señalaba indirectamente a la entidad presidida por Emilio Saracho. "Es mejor hacer los saneamientos con transparencia, claridad y desde el primer momento".

El ministro no ha querido ni hacer mención a la posibilidad de que haya ayudas públicas en una potencial venta de Popular: "Lo que me dice el supervisor es que es una entidad solvente y con liquidez, la solución será la que marquen sus accionistas", explicó Guindos.