El juez Carlos Nieto, del juzgado de lo mercantil número uno de Madrid, al frente del concurso de acreedores de Banco Madrid, ha autorizado una remuneración de 1,68 millones de euros para cada uno de los dos administradores concursales de la entidad financiera, el despacho Legal y Económico, y la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, en total 3,36 millones.

En un auto con fecha 21 de diciembre, el magistrado explica que aunque en abril del pasado año fijó provisionalmente una retribución de 1,3 millones para cada uno de los administradores concursales, finalmente ha elevado la cantidad hasta los 1,68 millones. El incremento de la retribución se debe a que en octubre la administración concursal presentó escrito sobre fijación de los honorarios advirtiendo que anteriormente se había calculado por error una cantidad inferior a la debida.

Carlos Nieto y Pedro Bautista Martín Molina han coincidido en jornadas y cursos

En marzo de 2015 el juez nombró como administrador concursal de Banco Madrid, a propuesta del Fondo de Garantía de Depósitos, al despacho Legal y Económico Administradores Concursales, administrado por Pedro Bautista Martín Molina. Y como segundo administrador concursal, por causa de interés público, a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria. Pedro Bautista Martín Molina designó a su vez como Auxiliar delegado en la administración concursal a la firma Data Concursal, de Francisco Vera. Ahora Martín Molina y Vera se repartirán a partes iguales los 1,68 millones de euros de retribución acordada por el juez.

La relación entre el magistrado Carlos Nieto y Pedro Bautista Martín Molina suscitó el pasado año cierta polémica después de que el diario El País publicara que una fundación presidida por el administrador concursal había invitado a varias jornadas al magistrado, y que el mismo ha impartido cursos dirigidos por Marín Molina en el Centro Universitario Villanueva. Desde el año 2009 el juez Carlos Nieto ha designado al menos en diez ocasiones como administrador de empresas en concurso al despacho de Martín Molonia.

Banco Madrid, perteneciente a Banca Privada de Andorra, fue declarado en concurso de acreedores el 25 de marzo de 2015, el primero de una entidad financiera ocurrida en España, con más de 15.700 acreedores y un volumen de créditos concursales estimado en más de 416 millones de euros.

El juez declaró el concurso de Banco Madrid 15 días después de que el Banco de España interviniera la entidad. El Instituto Nacional Andorrano de Finanzas intervino también ese mismo día Banca Privada de Andorra después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos alertara sobre un posible caso de blanqueo de capitales que afectaba al banco.