El plazo de solicitud empezó el pasado viernes 16 de julio y terminará el próximo 30 de julio, si bien esta cifra de 5.287 trabajadores supone cubrir casi el 82% de las salidas pactadas.

Tras dos meses y medio de negociaciones del mayor ERE del sector financiero español, el pasado 7 de julio, CaixaBank y sindicatos firmaban los redactados definitivos de los preacuerdos alcanzados el primero de julio.

Se trata de dos acuerdos, uno que engloba el procedimiento de despido colectivo y modificación sustancial de condiciones en CaixaBank y otro relativo al acuerdo laboral de integración de la plantilla procedente de Bankia.

El texto del despido colectivo contempla la salida voluntaria de 6.452 empleados y la recolocación de otros 708 trabajadores. Para garantizar la voluntariedad, se estableció un protocolo de adscripción con diversas fases, así como medidas de movilidad funcional para lograr completar los cupos de excedente fijados por provincias y áreas funcionales, aplicando voluntariedad y medidas de movilidad geográfica y funcional.

Si tras aplicar el protocolo quedasen posiciones pendientes de resolver, una comisión interna de seguimiento estudiará, caso por caso, qué medidas de flexibilidad interna pueden aplicarse.

Con carácter general, el plazo de ejecución de las medidas previstas en el acuerdo se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2022. La dirección del banco determinará la fecha concreta de extinción de cada contrato de trabajo, que se le comunicará antes del 20 de septiembre de 2021, así como la determinación de la fecha de aplicación de las medidas de recolocación y movilidad.