La Comisión de Seguridad Vial del Congreso ha acordado por unanimidad instar al Gobierno a impulsar ayudas económicas a los jóvenes de hasta 26 años para la obtención del carné de conducir, dirigidas especialmente a los que están en el paro y tengan mayores dificultades económicas.

El texto aprobado, una enmienda transaccional del PSOE a una proposición no de ley de Unidas Podemos, pide que las ayudas sean compatibles con el subsidio de desempleo y otras ayudas de subsistencia que puedan recibir los jóvenes.

Además, los grupos han pedido buscar los mecanismos necesarios para que las ayudas se concedan con cargo a la recaudación que la Dirección General de Tráfico (DGT) realiza en concepto de sanciones.

Podemos ha rechazado una enmienda del PP que, en otros aspectos, pedía ampliar las ayudas hasta los 30 años.

Protección para los ciclistas

La comisión ha aprobada otra proposición no de ley socialista que insta a reformar el reglamento de circulación para establecer medidas que aumenten la protección y seguridad de los ciclistas y a que la Dirección General de Tráfico siga trabajando en campañas y acciones de concienciación y fomento de su uso como medio de transporte seguro y sostenible.

Asimismo, los grupos han acordado solicitar que se continúe trabajando con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para promover criterios de pacificación que aseguren la puesta en marcha de redes ciclistas adecuadas.

Además, ha salido adelante otra iniciativa socialista, con una transaccional del PP, sobre la creación de una señal de "Zona de Bajas Emisiones" y su incorporación en el nuevo catálogo oficial de señales de circulación actualmente en tramitación.

En la iniciativa, el grupo socialista argumenta que numerosas ciudades españolas están definiendo Zona de Bajas Emisiones con el objetivo de reducir las emisiones derivadas de la movilidad, por lo que es "fundamental" que la información sea conocida por los conductores mediante una señal.

Subvenciones a los ayuntamientos

Por último, la comisión ha dado luz verde a una proposición no de ley del grupo popular que pide apoyo económico para que las entidades locales puedan adaptar la señalización de sus vías urbanas a los nuevos límites de velocidad.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de noviembre limitar a 20 km/h la velocidad en las vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera, a 30 km/h en las de un único carril por sentido de circulación y a 50 km/h en las de dos o más carriles por sentido de circulación.

El texto aprobado propone subvencionar a los ayuntamientos el 100 % de los costes tanto de la ejecución de la señalización como del suministro de materiales.

El presidente de la comisión ha llamado la atención a los portavoces de los grupos para que dejaran de exponer en el inicio de cada intervención su opinión sobre los altercados registrados ayer durante las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel y que se limitaran a hablar de seguridad vial.