La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha presentado este jueves un barómetro sobre la situación del colectivo en el que señala que un 40,5% de los autónomos en España duda de si podrá continuar con su actividad por el parón económico que ha provocado el coronavirus, y estima que de aquí a fin de año 310.000 autónomos (un 10% del total) tendrán que cerrar su negocio.

La razón principal es la caída de la demanda. De hecho, de los autónomos que ya están en activo, el 59,1% afirma que su negocio sólo está funcionando al 30% y únicamente el 5,8% del total dice que su actividad funciona al 100%.

"El 29,3% apunta que, a pesar de poder abrir, las condiciones que tiene para hacerlo no le compensan pues le suponen más pérdidas", ha explicado Lorenzo Amor, presidente de ATA. 

En cuanto a las perspectivas sobre el empleo, un 33% de los autónomos tendrá que reducir su plantilla en los próximos meses, un porcentaje no muy elevado teniendo en cuenta que el 92,2% del total prevé una disminución de la facturación. De los que han tenido que realizar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), un 70% confiesa que no podrá mantener toda la plantilla durante seis meses.

Más de la mitad no se han beneficiado de la prestación

Los autónomos también están sufriendo problemas de morosidad (retrasos en cobrar), un 40,5%, tanto por parte de las entidades privadas (22,5%), como de las Administraciones Públicas (5,3%), mientras que un 12,7% del total sufre morosidad por parte de ambas.

Esta situación ha llevado a un 45,6% de los autónomos a pedir la prestación por cese extraordinaria de actividad, aunque un 53,3% no ha podido beneficiarse de ella porque no ha cerrado completamente el negocio o porque no cumplía con los requisitos.

Además, uno de cada tres autónomos ha pedido un crédito del ICO, pero sólo se les ha concedido a la mitad de ellos, con lo que sólo un 18% del total se ha beneficiado de esta liquidez. 

Uso de las medidas del Gobierno

Según la encuesta de ATA, sólo el 11% de los autónomos han utilizado las moratorias y aplazamiento de deudas a la Seguridad Social, mientras que un 25% han utilizado el aplazamiento del pago de impuestos

Amor ha resaltado que un 25,5% de los autónomos no ha usado ninguna de las medidas aprobadas por el Ejecutivo.