Tesla ha sido desde hace una década referente entre los fabricantes de automóviles eléctricos de alta gama. Se anticipó al mercado con una arriesgada apuesta que, tras no pocos problemas, le salió bien, convirtiéndose no sólo en referencia en el mercado, sino situándose como la automovilística con mayor valor bursátil superando a los grandes grupos alemanes y norteamericanos.

Pero ahora, precisamente de estos países, llegan rivales que van a empezar a cuestionar el dominio de Tesla. Audi, con su e-Tron Sportback, ya está pidiendo paso entre las marcas y los modelos más Premium. Y Ford, sin serlo, va a poder situar a su novedoso Mustang Mach-e muy cerca de ellos… pero con un precio sin duda mucho más competitivo.

Audi e-Tron Sportback 55

e-Tron Sportback 55 quattro, 408 CV y más de 400 kilómetros de autonomia

Es el segundo eléctrico que comercializa Audi, un modelo que deriva del e-tron con un diseño marcado por una trasera más próxima a un coupé y que aporta una mejor aerodinámica, algo que en los coches eléctricos se busca para una mejor eficiencia y ganar algo de autonomía, que Audi estima en unos 10 kilómetros. Las dimensiones son similares, 4,90 metros de largo  y 1,94 de ancho, y ligeramente más baja.

Hay tres versiones: 50 quattro (313 CV, 341 km de autonomía y 75 340 euros), 55 quattro (408 CV, 446 km y 87.980 euros) y S (503 CV, 368 km y 102 650 euros). El e-Tron Sportback 55 tiene dos motores eléctricos, uno situado delante para mover las ruedas delanteras y otro detrás para las traseras. En condiciones normales, actúa el motor trasero y, cuando se demanda más potencia o las ruedas posteriores patinan, se activa el motor delantero.

Aunque tiene 408 CV de potencia, esta varía en función del modo de conducción elegido, pudiendo ser de 360 CV en modo D –408 CV en modo S– y así lograr mejores cifras de autonomía en una conducción menos deportiva. Porque en este modo S, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 5,7 segundos. La velocidad máxima llega hasta los 200 km/h.

La batería tiene una capacidad de 95,0 kWh y se puede recargar a un máximo de 150 kW con corriente continua, pero de serie lleva un cargador integrado para corriente alterna de 11 kW. En un Wallbox de 7,4 kW necesita para una carga completa más de 10 horas, ofreciendo una autonomía que, como es lógico, varía mucho en función de la conducción. En el día a día en ciudad y recorridos interurbanos a ritmo suave es fácil superar los 300 kilómetros de autonomía y acercarse a los 400 si conducimos digamos de forma muy eficiente.

En carretera en conducción a ritmo “legal” de 120-130 km/h de marcador el consumo de batería se acerca a los 30 kWh/100 km con una autonomía ligeramente por debajo de los 300 kilómetros. Si aprovechamos los 408 CV en una conducción más deportiva a ritmo alto y aceleraciones constantes, podemos cubrir algo más de 200 kilómetros.

Porque en carretera, el e-tron Sportback sobresale por su agrado de conducción, con un casi absoluto silencio de marcha, el interior perfectamente aislado del ruido tanto del aire como de la propia rodadura, una dirección que se mueve con suavidad y mucha precisión en curva y una suspensión que absorbe los baches e irregularidades con máxima eficacia. Una alternativa eléctrica que está por refinamiento a la altura de los mejores SUV Premium con motores térmicos, aunque con las limitaciones de su autonomía.

Muy amplio además en su interior, con mucho confort incluso para cinco personas, el maletero tiene un gran volumen de de carga, 615 litros, y un pequeño hueco bajo el capó delantero en el que hay un espacio de 60 litros para dejar, por ejemplo, el cargador y los cables de recarga.

FICHA TÉCNICA:

MOTOR: Eléctrico de corriente alterna BATERÍA: De iones de litio de 95 kWh POTENCIA MAXIMA: 408 CV Par máximo: 664 Nm Tracción: Total Caja de cambios: Automático de una velocidad fija Vel. máxima: 200 km/h Acel. 0 a 100 km/h.: 5,7 seg Dimensiones: 4.901 / 1.935 / 1.618 mm Capacidad de maletero: 555 + 60 litros Peso: 2.555 kg Autonomía en conducción urbana: 370 km Autonomía en recorrido prueba: 300 km PRECIO: 98.480 euros

Ford Mustang Mach-e AWD

Mustang Mach-e AWD, 351 CV y 600 kilómetros de autonomía

Va a ser sin duda uno de los grandes rivales de Tesla, por diseño, rendimiento de su sistema eléctrico… y precio menos prohibitivo. Y es que entre sus argumentos, un precio de salida de 48.000 euros, potencias de hasta 351 CV y autonomía por encima de los 600 kilómetros. Está disponible con tres niveles de potencia (269, 294 y 351 CV), dos tipos de tracción (trasera o otal) y dos tamaños de batería (rango estándar o rango extendido).

La versión más accesible tiene 269 CV, tracción trasera y una batería que proporciona 440 kilómetros de autonomía. La versión con la mayor autonomía de 610 kilómetros tiene 294 CV, tracción trasera y cuesta poco más de 56.000 euros. La recarga de la batería puede ser a un máximo de 11 kW con corriente alterna y hasta 150 kW con corriente. En un Wallbox doméstico de 7,4 kW puede tardar algo más de 10 horas en alcanzar la carga completa.

Hemos podido probar la versión de 351 CV con tracción total y la batería de gran capacidad de 99 kWh. En ciudad se desenvuelve de forma confortable, pero donde se disfruta de verdad es en carretera. En casi 200 kilómetros la mayoría por carreteras secundarias y algún tramo de autovía, sorprende el consumo tan ajustado que ofrece. El ordenador marcó una media de 19,0 kWh/100 km, un dato muy bajo para las prestaciones que desarrolla y que permite cubrir sin problemas bastante más de 400 kilómetros.

La puesta a punto del chasis no es tan deportiva como la del Mustang de gasolina, pero se mueve entre curvas con mucha viveza a pesar de su elevado peso y resulta muy agradable y divertido a sus mandos. A pesar del balanceo, cambia de trayectoria con facilidad y, en el modo de conducción más dinámico, los 351 CV y su tracción total, el Mustang Mach-E permite sentir como desliza el eje trasero si se acelera con decisión a la salida de una curva a baja velocidad… y con un sonido artificial como si estuviéramos en un Mustang de gasolina.

No resulta tan directo lógicamente como el Mustang original de combustión, y las inercias de la carrocería no pasan desapercibidas porque el balanceo se deja sentir y no apoya de inmediato tras girar el volante. Se echa en falta una mayor firmeza de la amortiguación para una conducción más deportiva y eficiente, pero en carreteras amplias y de trazado rápido se desenvuelve con enorme soltura.

Hay tres modos de conducción: Whisper, Engaged y Unbridled (el equivalente a los modos Eco, Normal y Sport de casi todos los fabricantes). Con cada uno cambia la respuesta del motor, la intensidad de la frenada regenerativa, la asistencia de la dirección, la iluminación ambiental, el sonido y las animaciones que aparecen en el panel de instrumentos. Por dentro, ofrece suficiente espacio para que cuatro adultos viajen cómodos y el maletero principal, el posterior, tiene 402 litros de capacidad. Hay un segundo maletero en la zona delantera, más pequeño, de 81 litros, que puede resultar muy práctico. El cuadro de instrumentos es completamente digital de 10,2 pulgadas. En el centro del salpicadero hay otra pantalla más grande, de 15,5 pulgadas, dispuesta en vertical similar a las de Tesla, con un funcionamiento muy sencillo e intuitivo. Incluso en la zona inferior de la pantalla hay un mando físico que sirve para realizar algunas funciones como en volumen de equipo de sonido.

FICHA TÉCNICA:

MOTOR: Eléctrico de corriente alterna BATERÍA: De iones de litio de 150 kWh POTENCIA MAXIMA: 351 CV Par máximo: 580 Nm Tracción: Total Caja de cambios: Automático de una velocidad fija Vel. máxima: 180 km/h Acel. 0 a 100 km/h.: 5,1 seg Dimensiones: 4.712 / 1.881 / 1.597 mm Capacidad de maletero: 402 + 81 litros Peso: 2.218 kg Autonomía homologada: 601 km PRECIO: 64.900 euros