Undercover Global (UC Global), la empresa española investigada por el presunto espionaje a Julian Assange para Estados Unidos desde la embajada de Ecuador en Londres (Reino Unido), envió instrucciones desde EEUU para, supuestamente, acceder por streaming a las cámaras instaladas en la sede diplomática a espaldas de los servicios de inteligencia del país sudamericano.

Así lo reflejan los correos, chats y documentación que analiza la Policía Judicial, a los que ha tenido acceso este diario. Las instrucciones fueron enviadas por David Morales, fundador de UC Global, desde un hotel de Las Vegas propiedad de Sheldon Adelson. Hay que destacar que UC Global fue contratada por el Gobierno de Ecuador en 2012 para responsabilizarse de la seguridad de su embajada en Londres cuando Julian Assange se refugió en la sede diplomática.

En su día David Morales, exmilitar y administrador único de UC Global, pidió a los técnicos de su compañía que habilitaran un acceso en “streaming” sobre el sistema de cámaras de la embajada, tal y como avanzó en exclusiva Vozpópuli. Algunas de las instrucciones para conectarse al sistema de streaming eran remitidas por Morales desde el Hotel The Venetian, ubicado en Las Vegas (EEUU), propiedad entonces de Las Vegas Sands, corporación del multimillonario Sheldon Adelson, fallecido en enero de este año. Como veremos más adelante, el objetivo, supuestamente, era acceder a las cámaras que monitorizaban a Assange sin que los servicios de inteligencia ecuatorianos lo supieran.

En cuanto a la figura de Sheldon Adelson, el multimillonario norteamericano financió en su día la campaña electoral del ex presidente norteamericano, Donald Trump y, además, era amigo personal del por aquel entonces director de la CIA, Mike Pompeo. Tal y como se ha expuesto en el proceso judicial español, la cúpula del Departamento de Seguridad de Las vegas Sands está dirigida por un ex agente del Servicio Secreto de Estados Unidos que se había desempeñado anteriormente en las instancias de ciberseguridad, precisamente las que habrían estado centradas en el caso WikiLeaks. Adelson fue también promotor del proyecto fallido de Eurovegas en Madrid.

Las Vegas Sands había sido señalada anteriormente por orquestar presuntamente estrategias de espionaje junto a la CIA

Las Vegas Sands había sido señalada anteriormente por orquestar presuntamente estrategias de espionaje junto a la CIA. Tal y como publicó The Guardian en 2015, tras acceder a un documento secreto y confidencial elaborado en 2010, e incorporado a un proceso judicial, la empresa habría permitido el espionaje de la CIA mediante dispositivos de grabación en sus habitaciones del Casino Hotel de Macao, como sugiere ese informe. La finalidad, según refleja el documento desclasificado por la Universidad de California Berkeley y publicado por The Guardian en 2015, era presuntamente poder extorsionar a los funcionarios chinos que apostaban dinero en los casinos.

Sheldon G. Adelson en Singapur, en 2009.

UC Global en Las Vegas, conexión Assange

El 3 de diciembre de 2017 David Morales remitía por correo electrónico a sus trabajadores de UC Global lo siguiente: “La semana próxima estaré de viaje y seria interesante que me pudiera llevar algo de información o resumen de Hotel [nombre en clave de la embajada], a menos que lo hayamos colgado todo en la plataforma que realizamos. Si es así no hay pegas”. Hay que recordar que, en el material obrante en la causa, tal y como han declarado los testigos protegidos, se apunta la creación de un Servidor FTP al que habrían estado accediendo IPs ubicadas en EEUU para presuntamente recolectar toda la información recogida en la embajada. Hasta el momento EEUU ha bloqueado la comisión rogatoria remitida por la Audiencia Nacional y se niega a identificar a los titulares de esas IPs, que se ubican en su territorio y que accedían a ese servidor.

Una semana después de ese email, David Morales visitaba el Hotel The Venetian, Las Vegas Sands, remitiendo desde la IP propiedad de ese resort instrucciones a sus trabajadores.

El 11 de diciembre de 2017, y mientras sus trabajadores (hoy testigos protegidos) estaban instalando nuevas cámaras (microfonadas) en la Embajada de Ecuador en Londres, Morales remitió el siguiente correo (literal): “Me indican que para los ecuatorianos al sistema en remoto (streaming) tengamos en cuenta que debemos de programarlo para que solo vean lo que nos interesa […] con el fin de que no puedan visualizar quien tiene mas conexiones o quien esta conectado al sistema… Todo debe de parecer como que tienen acceso ellos”.

Junto a esas instrucciones, añadía que hay “una serie de recomendaciones que debemos de seguir.... os lo adjunto en varios slides.... (están en ingles)”. En el Power Point adjunto a ese correo se pueden observar instrucciones en perfecto inglés para bloquear el acceso del perfil de Ecuador (“administrator”) al log en el que se visualizaban las entradas de otros usuarios, soliciando que además se creara otro usuario (“security”), que no podría ver Ecuador, y que sería la inteligencia de EEUU, según aseguran los testigos protegidos del caso. De esta manera, “administrator” (Ecuador) quedaría ciego y no sabría que “security” estaba accediendo a las cámaras en remoto.  Morales afirmaba en su correo remitido desde Las Vegas Sands que se trataba de que “no puedan visualizar quien tiene mas conexiones o quien esta conectado al sistema… … Todo debe de parecer como que tiene acceso ellos”.

A continuación reproducimos un slide de la presentación en Power Point en la que UC Global explicaba cómo acceder al sistema de cámaras de la embajada de ecuador en Londres a espaldas de los servicios de inteligencia del país latinoamericano.

Hay que destacar que Morales ha afirmado en repetidas ocasiones que tanto él como UC Global habrían realizado esas medidas de espionaje que se investigan siguiendo las peticiones del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador. Algo que han negado los ministros de exteriores del país en sus manifestaciones al Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional.

En otro correo del 21 de septiembre de 2017 Morales manifestaba que “me gustaría que en primer lugar mi localización siempre que fuera posible se maneje con reserva ( especialmente mis viajes a USA ) […] quiero alertaros de que tengamos mucho cuidado con la información que transmitimos...y ya de camino a todos que tengan cuidado con la información....SENAIN nos esta investigando”. SENAIN es la principal agencia de inteligencia de Ecuador.

El contrato de UC Global para proteger la embajada ecuatoriana en Londres implicaba comunicar cualquier tipo de amenaza contra la embajada al Servicio Nacional de Inteligencia de Ecuador, denominado SENAIN. Para ello desde el comienzo del asilo se contaba con un circuito cerrado de cámaras de seguridad, pero sin sonido, ubicadas dentro del edificio, con el objetivo de detectar cualquier tipo de acceso ilegítimo al inmueble.

Los documentos consultados por este diario reflejan que "a partir de un determinado momento por parte de David Morales se dio órdenes de que se cambiase el sistema de cámaras para que las nuevas grabaran imagen y audio". De esta forma,  en diciembre de 2017 se cambiaron todas las cámaras y se instalaron otras con micrófono oculto. Los correos de la empresa acreditan cómo se solicitó expresamente a la empresa proveedora (espiamos.com) que las nuevas cámaras llevaran micrófonos que no pudieran ser perceptibles.

Otro de los testigos protegidos asegura que, al regresar el mes de enero de 2018 de Las Vegas, David Morales comentó abiertamente que “los amigos americanos” le habían pedido colocar micrófonos, esta vez en toda la embajada, pero que le habían solicitado que lo hiciera él personalmente, sin contar con nadie más.

Así, a los micrófonos de las cámaras de la embajada se unieron otros escondidos en distintos sitios. Un claro ejemplo de ello fue el micrófono lapa más potente, introducido en la base del extintor de la sala de reuniones. En esa estancia Assange tenía activado un distorsionador para dificultar la captación del sonido. Varias de las grabaciones de ese micrófono oculto están en manos de la Policía Judicial y han sido incorporadas a la causa.