El despacho de abogados CMS Albiñana & Suárez de Lezo ha fichado a Alfonso Codes como nuevo socio de la firma, según avanzan fuentes del mercado consultadas por Vozpópuli y ha confirmado CMS, que precisa que se incorpora al área de derecho público. Codes era hasta ahora abogado del Estado en el Ministerio de Cultura y Deporte.

Previamente, fue el secretario general técnico del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación durante la etapa de Isabel García Tejerina. En concreto, ocupó el puesto entre diciembre de 2016 y julio de 2018, siendo el asesor jurídico principal de la ya exministra. Antes ejerció como abogado del Estado en Murcia, A Coruña y trabajó unos meses en Cuatrecasas. Está licenciado en Derecho por la Universidad Pontificia de Comillas-ICADE con premio extraordinario y en Ciencias Políticas por la UNED.

La incorporación efectiva de Codes, prevista a la vuelta de verano, se suma al reciente fichaje de Jaime Bofill como socio de seguros y reaseguros. También se incorporó hace unos meses como socia de procesal la exministra María Dolores de Cospedal quien, por cierto, es también abogada del Estado en excedencia, un perfil muy habitual en las filas del despacho que encabeza César Albiñana, que también forma parte de este cuerpo.

Estas incorporaciones se producen al mismo tiempo que la firma ha tenido que afrontar el impacto de la crisis sanitaria en sus cuentas. Para empezar, ha pedido a sus algo más de veinte socios un préstamo de 3,4 millones de euros para asegurar la continuidad y la tesorería del despacho, como adelantó El Confidencial. También se acordó suspender la distribución de beneficio de los dos primeros trimestres del año.

Ajustes en el despacho

El despacho también ha recortado en plantilla con la salida de tres socios: dos de mercantil, uno de público. También deja su cargo el socio de bancario, aunque seguirá colaborando con el despacho a partir de agosto. Durante los últimos años, el despacho ha experimentado una elevada rotación de socios. También se ha despedido en las últimas semanas a seis abogados, dos secretarias y se suspendió el contrato de tres becarios.

El despacho explicó que las salidas de los socios se producen "tras la puesta en marcha del plan estratégico 2020-2023 que entre otros objetivos, que contempla el redimensionamiento de determinadas áreas de práctica y consecuentemente del partnership", aunque también es cierto que dos de ellos eran socios desde hace solo dos años.

En cualquier caso, la firma señala a este diario que "en vista de la actividad del despacho hasta la fecha teniendo en cuenta los asuntos en curso y las operaciones que se han pospuesto hasta el otoño, se prevé una facturación para el 2020 similar a la del 2019, que ascendió a 26 millones de euros".