Esta semana, miembros de la aseguradora AMA se reúnen con una representación sindical y profesional de los médicos de la Región de Murcia. El motivo del encuentro es tratar la situación en que ha quedado el Servicio Murciano de Salud (SMS) después de que a principios de julio venciera su seguro de responsabilidad civil, firmado con Mapfre. Este seguro cubría a los profesionales sanitarios frente a casos en los que pudieran ser demandados por negligencia médica.

Antes de Mapfre, otras como Berkley tampoco renovaron con la administración. Esta aseguradora ha sido condenada a pagar 2,1 millones a los padres de un bebé que quedó inválido a causa de una negligencia al nacer en el hospital Rafael Méndez de Lorca. 

Debido a la alta siniestralidad y a una ristra de indemnizaciones cuantiosas en los últimos años, nadie quiere asegurar de momento al SMS, que lleva casi 4 meses en esta situación. Ni pagando un 70% más que el año pasado (de 1,6 millones a 2,8) se interesó ninguna aseguradora privada.

Los sindicatos médicos son conscientes del problema y demandan garantías para los profesionales. Algunos temen arriesgarse a un problema que los hiciera responsables "con sus bienes presentes y futuros". La oferta de AMA realizada esta semana aprovecha esta situación anómala proponiendo que los profesionales se aseguren a sí mismos. Una práctica a buen seguro más rentable para la compañía.

"Buscamos un acuerdo"

El SMS recuerda que no tienen obligación de tener póliza y que sigue buscando cerrar un acuerdo con alguien. Piden calma y se ofrecen para cubrir incidencia sin aclarar si eso significa pagar hipotéticas sanciones con su propia caja. No se trata de un caso exclusivo de Murcia, pues ha habido casos parecidos en Comunidad Valenciana y Canarias. El temor es que se repita en más autonomías. Convergen las mismas circunstancias: las nuevas baremaciones, basadas en los siniestros de tráfico, han subido las posibles indemnizaciones a pagar.

En el caso de las nuevas indemnizaciones de tráfico, que han inspirado la subida de las cuantías en casos de negligencia también, la subida ha sido notable como indica en este cuadro de ejemplo.

Baremo1

"En 2008, la Consejería de Sanidad recomendó a los médicos murcianos (un colectivo de 4.000) que se salieran de sus seguros privados ya que íbamos a estar todos asegurados por ellos. Por eso, y aunque no nos facilitan datos, calculamos que parte tendrán sus propios seguros y muchos otros no tendrán nada, incluso a lo mejor ni siquiera conocen el riesgo que corren", aseguran en el Sindicato de Médicos.

En los últimos años ha habido indemnizaciones enormes que han pagado las aseguradoras. En 2009 1,2 millones por malformación del bebé en el parto, 900.000 por sufrir secuelas con un ictus no detectado, 600.000 por la asfixia a un bebé o 1,2 por graves daños al someter un aborto en una clínica concertada.