Apple anunció este miércoles unos beneficios de 52.385 millones de dólares (43.207 millones de euros) en la primera mitad de su ejercicio fiscal 2021, lo que supone un crecimiento del 56%, impulsado por un aumento de las ventas de todos sus productos y servicios, especialmente del iPhone.

La empresa de Cupertino (California, EE.UU.) facturó entre octubre de 2020 (inicio de su año fiscal) y marzo pasado 201.023 millones de dólares (165.803 millones de euros), un 34% más que los 150.132 del mismo período del ejercicio anterior, y sus accionistas se embolsaron 3,11 dólares por título, frente a los 1,91 de hace un año.

Recompra de acciones

Apple aprovechó la presentación de resultados para anunciar una recompra de acciones por valor de 90.000 millones de dólares (74.232 millones de euros), lo que disparó su cotización en el mercado de valores.