Quizás no muchos lo recuerden, pero hace más de 20 años Ana Rosa Quintana presentaba un programa que se llamaba 'Sabor a ti'. Hay veces que los programadores de televisión buscan inventar la pólvora con cada decisión y hay veces que encuentran el éxito en lo simple. En ese magacín, se hizo popular una versión del 'tres en raya'. Una señora llamaba y decía tres números del 1 al 9. Si acertaba, se llevaba un bote. El juego podría resolverse en menos de un minuto, pero se alargaba durante media hora. Los audímetros reventaban.

Mucho ha llovido desde entonces. Ahora, Ana Rosa Quintana es líder en su franja en Telecinco y dedica una buena parte de su programa a hablar de política. Eso le ha convertido en una de las periodistas que más críticas ha recibido desde Unidas Podemos, hasta el punto de aparecer en sus vídeos de campaña como parte de la 'cloaca mediática'.

Pregunta. Se ha convertido usted en el 'pimpampum' de Podemos...

Respuesta. La verdad es que sí. Hay quien no entiende en política que los periodistas estamos para controlar el poder y expresar nuestra opinión. Sólo les gusta cuando les lanzas flores...

P. ¿Le incomoda haberse convertido en la mala de la película para Podemos?

R. Pues la verdad es que no es agradable, para qué te voy a engañar. No me gusta ser imagen en un vídeo electoral o que me señalen. Los periodistas, en general, no llevamos escolta ni vivimos en barrios protegidos. Hacemos una vida normal, tenemos hijos...entonces, que te señalen no está bien. Además, es bastante poco democrático. Pero bueno, creo que quien no defiende la libertad de expresión, en el fondo, tampoco defiende la democracia.

No me gusta ser imagen en un vídeo electoral o que me señalen (en Podemos). Los periodistas, en general, no llevamos escolta ni vivimos en barrios protegidos"

P. Claro, usted no lleva escolta...

R. Y yo vivo en un barrio normal, en Madrid, en la misma casa que hace 25 años.

P. ¿Se ha planteado contratar protección?

R. No, la verdad es que no lo he necesitado hasta ahora. Yo voy tranquila por la calle y la gente, en general, es muy amable conmigo.

P. Ana Rosa Quintana, altavoz del fascismo...

R. Nada menos...nada menos. Pero bueno, es que en Madrid han votado 3 millones y pico de fascistas, ¿no? Soy irónica aquí, claro está, pero es que parece que todo el que no vota lo que ellos quieren o representan es etiquetado como fascista. En fin, ese discurso se ha quedado ya anticuado. En España, no estamos en ésas.

P. La que se montó cuando dijo Díaz Ayuso en su programa que si le sitúan en el lado de los fascistas, es que algo estaría haciendo bien...

R. Explicó bien lo que quería decir, pero se lo sacaron de contexto, claro. Como a nosotros cuando, a veces, decimos algo y lo malinterpretan de forma interesada.

P. Dijo Javier Ruiz el otro día que con Pablo Iglesias y su familia se han traspasado los límites éticos del periodismo. ¿Está de acuerdo?

R. A mí no me parece bien que se haga escraches a nadie, ni a Pablo Iglesias, ni a Begoña Villacís embarazada, ni a Soraya Sáenz de Santamaría, ni a la familia de Albert Rivera. Creo que Javier Ruiz tendrá sus motivos para decir eso. Sólo te puedo decir que nosotros ni hemos hablado nunca de la vida de Pablo Iglesias ni hemos ido a la puerta de su casa. Pero bueno, Pablo Iglesias ha sido víctima de críticas porque es el primero que ha criticado y ha señalado a periodistas. A mí, a Vallés, a Herrera, a Pablo Motos, a Alsina...

P. ¿Qué considera que ha aportado de positivo Pablo Iglesias a España?

R. Yo me he llevado muy bien con Pablo Iglesias, ¿eh? Me he llevado fenomenal y era habitual de mi programa desde que estaban en la Puerta del Sol hasta que fue candidato. Pero es que luego cambió. Y también le nombraron vicepresidente y creo que no aceptó que estábamos para contar lo que hiciera mal en esa posición.

Cuando alguien tiene proyección pública, como Pablo o como yo, debemos aceptar que hay cosas de nosotros que no le gustan a la gente. ¡No somos un billete de 50 euros, que gusta a todo el mundo!"

P. ¿Cree que hay en este país cierto reparo a hablar de lo español y de patriotismo?

R. Bueno, no sólo de lo español. Yo creo que en una democracia es maravilloso que ideas como las de Pablo existan. Y a veces ha ido a Herriko Tabernas, ha apoyado al independentismo o a Bildu. Pero lo que no entienden muchas veces es que no sólo ellos pueden expresarse libremente. Por otra parte, cuando alguien tiene proyección pública, como Pablo o como yo, debe aceptar que hay cosas de él que no le gustan a la gente. ¡No somos un billete de 50 euros, que gusta a todo el mundo!

P. ¿Ana Rosa Quintana se siente feminista?

R. Yo soy feminista y lo he ejercido durante toda mi vida y mi biografía lo demuestra. Las cosas, además de contarlas, hay que ejercerlas.

P. Hace no mucho me decía Begoña Villacís que no consentía que le dieran lecciones de feminismo, pues es madre de tres hijos y trabaja muchas horas al día y sabe bien lo que es conciliar...

R. Que vengan a darme lecciones de feminismo y de democracia... Mira, yo vengo de una familia de clase media-baja, me he criado en un barrio obrero, he ido a institutos públicos y a la universidad pública; he empezado en los medios de comunicación desde abajo. A veces he tenido más dinero y a veces menos. Los últimos años es verdad que han sido buenos, pero lo que tengo me lo he ganado yo con mi esfuerzo y con mi trabajo. Tengo una familia, tengo tres hijos... Entonces, ¿qué lecciones me van a dar? ¿Y quién sabe lo que he votado, lo que voto y lo que voy a votar?

P. Para colmo, es empresaria...

R. Y desde hace muchos años genero casi 300 puestos de trabajo.

P. Pero Irene Montero y compañía parece que recelan del feminismo que no compra todos sus mensajes...

R. Bueno, pues me parece bien. Está fenomenal que opinen así. Pero vamos, que...lecciones, ni media.

P. Hablemos de televisión. Recuerdo que hace más de 20 años presentaba 'Sabor a ti', en Antena 3. Ha llovido mucho desde entonces. ¿Ha cambiado mucho la televisión?

R. Sí, la televisión cambia cada día y por eso continúa siendo interesante para la audiencia. La televisión ha cambiado tanto como la sociedad y quien no está al mismo ritmo de evolución se queda atrás.

P. ¿Considera que los reyes de las mañanas tienen ahora tanto poder como en su día María Teresa Campos?

R. Yo creo que antes tenían mucho más poder. Ahora hay muchos más medios. De todos modos, el poder en serio lo tienen los grandes del Ibex 35 y quienes deciden lo del BOE. Los demás, somos meros cronistas.

El poder en serio lo tienen los grandes del Ibex 35 y quienes deciden lo del BOE. Los demás, somos meros cronistas"

P. ¿Alguna vez le han censurado?

R. En mi vida. Hay dos cosas que no me han pasado en mi vida: primero, que condicionen el contenido de mi programa; y, segundo, que me hayan intentado comprar.

P. ¿Se arrepiente de algo de estos años?

R. Posiblemente habré cometido alguna injusticia. Ahora, también te digo: nunca he tenido mala intención ni he intentado perjudicar a nadie. Siempre he tratado de ser honrada.

P. Alguna vez ha tenido controversias, como cuando emitió una entrevista a Santiago del Valle, el asesino de la niña Mari Luz Cortés...

R. Isabel García. Pero ahí no hubo controversia. No quiero señalar a nadie, pero fue algo inventado, ficticio y las cosas no ocurrieron como dijeron. Nos denunciaron a nueve periodistas y al minuto siguiente lo archivaron porque era mentira. Pero bueno, trabajar en televisión también tiene sus riesgos.

P. Dicen que la televisión tradicional está muriendo con las nuevas plataformas y que en 2030 podría desaparecer la TDT...

R. Yo recuerdo cuando la radio iba a morir porque apareció la televisión.

P. Buen ejemplo...

R. No, yo creo que la televisión convencional seguirá, entre otras cosas, porque las plataformas, hasta ahora, están muy especializadas en grandes acontecimientos o ficción; y la televisión en directo tiene un enorme valor. Cuando ocurre algo importante, nos pegamos a la televisión, no a las plataformas.

P. La información como modo de salvación...

R. Y también el entretenimiento. Al final, las plataformas son tan multinacionales y globales que también uno necesita lo cercano.

P. No le he sacado ningún titular del Gobierno. ¿Ha sido un caos la gestión de la pandemia?

R. Hoy (el pasado miércoles) hemos sabido que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra también ha anulado el toque de queda y el cierre de las terrazas. Yo creo que al final en esta pandemia, en la que hemos sufrido tanto, donde hemos tenido un encierro muy largo, donde hemos vivido lo que ocurrió en el verano, cuando se decidió que habíamos superado el problema del coronavirus; y ahora, que todavía estamos en casi 200 afectados por 100.000 habitantes, me parece una irresponsabilidad dejar huérfanas de legislación a las autonomías.

P. ¿Usted piensa que saldremos más fuertes de todo esto, pese a todo?

R. Eso no se sabe porque también depende de cómo vaya a ir la economía, pero lo que hemos demostrado los españoles es que somos resistentes, fuertes y responsables. Hemos sufrido muchísimo y aquí estamos todos, luchando por salir adelante.