Las empresas tecnológicas no encuentran talento formado ni 'títulos' orientados a cubrir las necesidades en términos laborales que han generado las nuevos avances y tecnologías, como es el caso de la Inteligencia Artificial, el Big Data o Internet de las Cosas. Ametic, la Asociación Multisectorial de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica, ha propuesto la creación de certificados digitales para nutrir al sector tecnológico de los profesionales que necesita para seguir siendo competitivo. Lo ha hecho a través del libro blanco 'Propuesta de Ametic para el Desarrollo de Competencias Digitales'.

El lobby de las tecnológicas deja claro en el documento que se deben establecer alianzas con "todas las empresas del sector tecnológico que puedan certificar que las profesionales digitales cumplen con los requerimientos mínimos establecidos que les acredite desarrollar una serie de funciones y tareas especializadas en el sector digital". Entre ellas, cita directamente a los denominados como GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple) pero también a otras empresas como Samsung, Huawei, Microsoft, IBM, Salesforce o Amazon Web Services.

Varias empresas tecnológicas españolas contactadas por Vozpópuli aseguran que las universidades están "desfasadas" y no son capaces de formar personal para las necesidades actuales del mercado en el sector.

Desde Ametic añaden: "Sabemos que es un tema sensible con las universidades, pero es necesario contar cuanto antes con personal formado para cubrir las áreas de especialización que demanda el mercado. Es necesario que esto se haga de la manera más rápida para no perder competitividad". El lobby de las tecnológicas tiene la intención de que estos 'títulos' o certificados se articulen tanto con las grandes tecnológicas como con las universidades, y establece la recomendación de "revisar los planes de estudio con las universidades españolas, con la ayuda de las universidades asociadas a Ametic. Estos planes de estudios deben incorporar el desarrollo de competencias digitales".

El paso final de la propuesta de Ametic sería la creación de un órgano nacional de certificación de competencias digitales, constituido por profesionales tanto del ámbito público como privado. En paralelo, se desarrollaría un consejo de certificación constituido por expertos del sector digital y representantes de las grandes compañías tecnológicas antes citadas, además de personalidades de relevancia del sector de la educación y las universidades.

Ametic pone el foco en la necesidad de contar con profesionales en Internet de las Cosas, Big Data, Inteligencia Artificial, Machine Learning, Ciberseguridad, Automatización, RPA o Robótica

"La demanda de profesionales en el ámbito digital exige la necesidad de tener un órgano certificador de profesiones digitales. Este órgano debe estar en disposición de brindar las garantías necesarias para que ese profesional y la escuela en la que se formó, más el método o formato que ha seguido para formarse, es óptimo y responde a las necesidades del sector digital y del mercado laboral español", refleja el documento.

Entre las habilidades en las que Ametic pone el foco están Internet de las Cosas, Big Data, Inteligencia Artificial, Machine Learning, Ciberseguridad, Automatización, RPA, Robótica, Realidad Aumentada, Realidad Digital (AR, VR, Digital Twins), Tecnología Aditiva, Blockchain, Martech y Cloud Computing.

Pruebas para conseguir los certificados

Ametic considera que la gestión de los certificados para garantizar la capacidad de quienes los consigan debe realizarse en base a la superación de pruebas realizadas en credenciales reconocidas por la industria: 'conocimientos', 'aptitudes' y 'habilidades'.

Para el desarrollo del plan de creación de certificados digitales Ametic apunta a la necesidad de contar con un presupuesto de 300 millones de euros hasta el año 2025.

Ametic considera que es necesario un sistema de evaluación riguroso, que asegure que los centros de formación reúnen las condiciones mínimas requeridas para formar a los profesionales digitales en las distintas áreas de especialización, "así como que cumplen con los requisitos mínimos requeridos como centro formativo en tanto prestador de servicios (instalaciones, equipación, etcétera)".