El Tribunal Constitucional alemán ha dado luz verde este miércoles a los fondos europeos, al rechazar los recursos que se habían presentado contra el Fondo de Reconstrucción europeo, dando vía libre al Gobierno de Angela Merkel para que firme y ratifique el sistema de financiación de este fondo.

El Constitucional germano ha tenido que pronunciarse este miércoles después de que el fundador del partido de ultraderecha Alternativa por Alemania presentara un recurso de urgencia tras la aprobación del fondo por parte de las dos cámaras del Parlamento alemán -el Parlamento (Bundestag) y el Senado (Bundesrat)-, los días 25 y el 26 de marzo. Este partido cuestionaba si el sistema de financiación de este fondo, mediante la emisión de deuda respaldada por toda la Unión Europea, vulneraba los Tratados constitutivos de la UE.

Hasta que el Constitucional no se pronunciara oficialmente mediante sentencia, se ordenó paralizar el proceso de ratificación al gobierno alemán, lo que suponía una amenaza para la constitución oficial de los fondos europeos.

Bruselas necesita contar con la aprobación individual de todos los estado miembros para poder constituir el Fondo de Recuperación y salir a emitir deuda a los mercados con el fin de obtener los 800.000 millones de financiación que después va a repartir entre los países.

El Constitucional tendrá que analizar otra demanda

Frente a las dudas presentadas por el partido ultraderechista alemán, el Gobierno germano y la Comisión Europea defendían que en el artículo 122 de los Tratados de la UE se contempla la posibilidad de contraer deudas en el caso de que haya catástrofes naturales o acontecimientos fuera de lo común en uno o varios estados miembros, como ha podido ser la pandemia de la covid-19.

El Constitucional ha decidido dar la razón a este último planteamiento, de ahí que el Gobierno de Merkel tiene ya luz verde para firmar la ley y Alemania puede destinar lo que le corresponde al fondo de reconstrucción.

Queda pendiente, sin embargo, que el TC analice todavía otra demanda de inconstitucionalidad que argumenta que los fondos europeos pueden ir en contra del principio constitucional que determina la soberanía presupuestaria del Parlamento alemán.

Aunque no se ha pronunciado todavía oficialmente sobre esta cuestión, el TC sí avisa en su sentencia de este miércoles de que hay alta probabilidad de que el recurso tampoco salga adelante.

Otras trabas a los fondos europeos

El sí de Alemania a los fondos europeos es una buena noticia para este proyecto, pero existen aún otras trabas para que salga adelante.

La Comisión Europea ha informado recientemente de que apenas 10 países han aprobado ya la constitución de este fondo, cuando es necesario contar con la ratificación de los 27 países de la UE, incluidos algunos como Hungría que están poniendo trabas a su constitución.

Hasta que la Comisión no cuente con la aprobación unánime de todos, no podrá salir a pedir a financiación a los mercados de deuda y no dispondrá del dinero para poder ir liberándolo a los países.

España no necesita que Bruselas le dé ni siquiera el anticipo del 13% para empezar a gastar el dinero, ya que el Gobierno español ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado una partida de 27.000 millones de euros que de momento se liberarán con cargo a deuda pública emitida por el Tesoro Público. Cuando España reciba el dinero compensará esa deuda.

En cualquier caso, para este ejercicio, sólo se prevé que España pueda contar con el anticipo del 13% de los fondos europeos, es decir, unos 10.000 millones de euros, como ya ha venido advirtiendo Vozpópuli.