Alcoa ha comunicado formalmente este lunes su negativa a vender la fábrica de San Cibrao a Liberty House y a la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI), y tras un largo encuentro con los sindicatos han quedado rotas las negociaciones para un ajuste de empleo.

El secretario general de la CIG, Paulo Carril, ha informado a la prensa, congregada en el Pazo de Cea, en Nigrán (Pontevedra), y ha avanzado que mañana martes a las siete de la madrugada celebrarán un acto de protesta al lado de la factoría, situada en el ayuntamiento lucense de Cervo, a 280 kilómetros del municipio al que hoy se han trasladado para mantener el infructuoso encuentro.