Airbus perdió 1.362 millones de euros en 2019 -tras ganar más de 3.000 millones en 2018- debido a las sanciones de casi 3.600 millones de euros que tuvo que afrontar para evitar procesos judiciales y de una enésima provisión por su avión de transporte militar A400M y pese al récord obtenido en la venta de aparatos comerciales.

El grupo europeo anunció este jueves, al presentar sus resultados financieros, que la nueva provisión por ese avión de transporte militar que se ensambla en Sevilla es de 1.200 millones de euros, con lo que sumada a las anteriores de este mismo programa ya ha lastrado sus cuentas en unos 10.000 millones a lo largo de los años.

Las razones de este nuevo ajuste por el A400M, según reconoció Airbus en su comunicado, es que las perspectivas de exportarlo "son cada vez más complicadas" y que con la prohibición de venderlo a Arabia Saudí la previsión de futuras entregas se han tenido que revisar.

Plantilla española de Airbus

Por si fuera poco para la plantilla española de Airbus, que en buena medida trabaja en actividades de defensa, la empresa confirmó que prepara un programa de reestructuración en esa división, en la que también están los negocios espaciales.