Airbus espera cerrar varios contratos con el Gobierno en los próximos años para cambiar sus helicópteros por un valor aproximado de 3.250 millones de euros. El fabricante europeo espera renovar primero la flota de la Guardia Civil con 18 helicópteros H135, de menor tamaño, más versátiles y con un precio estimado de entre seis y siete millones de euros cada uno. Además, a partir de 2025 prevé nuevos pedidos del modelo NH90 por parte del Ministerio de Defensa por cuantías muy superiores.

José María Rubio, director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Airbus Helicópteros España, asegura que España tiene entre sus planes incorporar un centenar de NH90 a la flota de las Fuerzas Armadas, un modelo exclusivamente militar y el único que se fabrica por completo en nuestro país. Sin embargo, actualmente sólo cuenta con un pedido de 45 unidades, de los que se han entregado 13.

"Esperamos que en seis años empiecen a pedir los 50 NH90 restantes", asegura el directivo. Desde la compañía detallan que el precio inicial de cada unidad oscila entre los 25 y los 30 millones de euros, pero se acaba incrementando hasta los 63 millones por el "equipo logístico, el mantenimiento, los repuestos, etcétera". Según explica, la idea de España pasa por sustituir la actual flota del Ejército, compuesta por ocho modelos diferentes, por una donde predomine este modelo de Airbus.

Con estas cifras, medio centenar de helicópteros tendrá un coste aproximado para el Estado de 3.150 euros, que se sumará a los 125 millones que pagará el Ministerio del Interior por renovar la "obsoleta" flota de la Guardia Civil. "Se espera que el Ministerio de Defensa contrate más modelos NH90 y, de concretarse, seguramente se trate de paquetes de 20 helicópteros, como en los pedidos anteriores, con un valor aproximado de 1.250 millones de euros", explican fuentes del gigante aeroespacial a Vozpópuli.

La fábrica de Albacete se salva

Airbus lleva desde 2016 implementando un nuevo plan en la fabricación de los vehículos de vuelo vertical por el que cada país se especializa en una parte concreta de las aeronaves, lo que supone un ahorro en tiempo y en costes. En este contexto, a partir de enero la planta de Albacete se encargará de la construcción del fuselaje trasero de todos los modelos de helicóptero de Airbus. Algo que directivos de la compañía reconocen como una "salvación meditada" de la planta.

Además, en el caso del NH90, se trasladará a esta sede la elaboración del fuselaje central y el delantero, mientras que el trasero se fabrica en Sevilla. Es decir, que será un modelo 100% 'made in Spain'. Esto supone un balón de oxígeno para la planta albacetense, sobre la que sobrevolaban dudas acerca de su futuro, pues "ya se han pedido 566 unidades de este modelo, de las que aún faltan por entregar 186" y esperan conseguir "nuevos contratos dentro y fuera del país".

Con esta nueva estrategia industrial, que avivará el negocio y la actividad en la fábrica castellano-manchega, el director de Relaciones Internacionales espera aumentar la producción hasta las 400 unidades de colas de helicóptero al año, frente a los 290 componentes entregados este año. Esto, según dicen, "asegurará todos los puestos de trabajo" de Airbus Helicopters en España, con una plantilla total de 600 empleados, de los que 450 se localizan en Albacete.