Airbus planea el cierre de la planta de Puerto Real (Cádiz), lo que pone en riesgo hasta 1.400 empleos, según estimaciones de los sindicatos. Tras los ajustes realizados en los últimos meses, la planta cuenta con alrededor de 380 trabajadores directos (entre operarios y personal técnico) que, a su vez, generan otros 1.520 puestos indirectos en la industria auxiliar instalada en la comarca y que depende del gigante europeo.

Además del plan de ajuste nacional que Airbus está llevando a cabo a nivel estatal, con la pretensión de recortar 1.600 empleos en España -de los que ya ha suprimido con medidas voluntarias alrededor del 60%-; la multinacional pretende echar el cierre a la planta gaditana ante el desplome de la carga de trabajo por el coronavirus y las pérdidas que sufre la división comercial del grupo aeronáutico (en la que se encuadra la producción de esta fábrica).

Antes de la covid-19, la planta ya arrastraba los daños colaterales de la cancelación del programa del A380. El pasado mes de febrero, el jefe de Operaciones de Airbus (COO), Michael Schoellhorn, apeló a la "falta de competitividad" de la factoría de Puerto Real y la incapacidad de mantener "dos centros en Cádiz en las actuales circunstancias", refiriéndose a la planta de Puerto de Santa María.

Cada empleo directo genera alrededor de cinco indirectos en la industria auxiliar

No obstante, los sindicatos defienden que la compañía ha primado a otros países frente a España en la producción de aviones comerciales y se ha perdido "soberanía industrial y tecnológica". Además, lamentan los efectos que el cierre pueda tener, pues "Cádiz es una zona muy deprimida industrialmente, con altas tasas de paro y sin alternativas laborales industriales".

Desde CCOO y UGT informan que antes de cualquier ajuste, la planta tenía alrededor de 525 empleados, pero, "entre ajustes y medidas voluntarias", a día de hoy quedan alrededor de 380 trabajadores. Sin embargo, "cada empleo directo genera alrededor de cinco empleos indirectos en la industria auxiliar", lo que puede aumentar la cifra a casi 2.000 afectados, explica a Vozpópuli Juan Antonio Vázquez, secretario estatal del sector aeronáutico en UGT.

Aún no hay confirmación oficial del cierre, pero los trabajadores esperan que el equipo directivo de Airbus comunique la decisión en las próximas semanas, previsiblemente en una reunión programada el próximo 21 de abril. Entre otras medidas, se prevé la reubicación de la mayoría de los trabajadores directos en otras plantas de Airbus en España, como las de El Puerto de Santa María, de Sevilla o de Getafe.

Desde Airbus aclaran que están "buscando soluciones" para mantener la carga de trabajo, pero "la factoría de Puerto Real se encuentra en una situación crítica" puesto que "antes de esta crisis ya se enfrentaba a un reto difícil debido al cese de la producción del A380 y el impacto de la crisis de la covid-19 ha agravado seriamente la situación". "A la luz del contexto actual, consideramos difícil mantener dos centros de producción en la región de Cádiz", reconocen.

Movilizaciones y huelgas

Los trabajadores de Puerto Real y las empresas subsidiarias están protagonizando estos días movilizaciones en España ante la amenaza del cerrojazo de la factoría gaditana, que ven cada vez más cerca. Además, el comité interempresas de Airbus en España tiene previsto convocar una huelga en todas las plantas del grupo en España a partir del 23 de abril a modo de protesta.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, reiteraba este miércoles su "rechazo frontal" a que un posible cierre de las plantas que la compañía Airbus tiene en la Bahía de Cádiz se traduzca en una pérdida de empleo, por lo que presionará al Gobierno de España para que salve la factoría que la empresa tiene en la localidad de Puerto Real.

Moreno ha incidido en que liderará los contactos necesarios con los Ministerios implicados para que se logre el compromiso de mantener el empleo en las factorías gaditanas. Los ayuntamientos y grupos políticos integrados en la Mancomunidad de la Bahía de Cádiz también han manifestado este jueves una moción de apoyo al sector aeronáutico y al mantenimiento de la planta de Airbus en Puerto Real.

Recorte de 1.600 empleos a nivel nacional

Airbus ya ha tramitado la salida de alrededor de 900 trabajadores con prejubilaciones, excedencias y bajas voluntarias, según informan los sindicatos a este periódico; más de la mitad de los 1.600 empleos que pretende recortar el fabricante europeo para readaptar su plantilla en España. De la misma forma, las empresas que dan servicio al gigante europeo en España también han sacado la tijera ante las malas previsiones.

Tal y como informó este periódico, los sindicatos ya han negociado varios expedientes de regulación de empleo (ERE), que en la mayoría de los casos se han saldado con una reducción de las plantillas a través de bajas incentivadas y prejubilaciones voluntarias. UGT cuantificaba en febrero en al menos 3.500 los puestos de trabajo destruidos en el sector.

Como Airbus, tres de las mayores empresas subcontratadas por la primera -Aciturri, Alestis e Indra- han recortado sus plantillas con medidas voluntarias en el marco de la negociación de los ERE; mientras que en otras dos, ITP Aero y Aernnova, no se ha alcanzado un acuerdo con el comité de empresa para llevar a cabo estos ajustes y los trabajadores encadenan meses de huelgas y protestas en Sevilla y el País Vasco.