El ahorro de los españoles arroja luz sobre cómo puede comportarse el consumo en los próximos meses, una vez que el proceso de vacunación haya avanzado lo suficiente y las restricciones se vayan eliminando. Aunque la reducción de la renta y de la riqueza durante la crisis del coronavirus habría reducido el ahorro de las familias en cerca de 98.000 millones de euros (entre el cuarto trimestre de 2019 y el primero de 2021),según las estimaciones de BBVA Research, las restricciones han supuesto a su vez un ahorro esencial para salir de la crisis.

Denominado "ahorro forzado" por los economistas del banco, esta hucha habría aumentado en 144.000 millones de euros en ese mismo periodo. Una cantidad a la que, explican desde BBVA Research, habría que añadir el dinero guardado por precaución, cifrado en 23.000 millones de euros, para llegar a una bolsa acumulada de 68.000 millones. Se trata de un ahorro superior al estimado hasta
el cuatro trimestre de 2020, cifrado en 60.000 millones, que "aumenta la probabilidad de una fuerte recuperación" del consumo.

"Ese ahorro adicional se percibe como renta", explica Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research. Según los datos que maneja el banco, podría impulsar el consumo privado entre 1,1% y 2% entre 2021 y 2022. De hecho, apuntan, una parte del ahorro ya se ha empezado a utilizar. Por un lado, en los servicios más afectados por las restricciones (viajes, hostelería...); por otro, en la compra de vivienda.

Así, según el análisis de BBVA Research, "la baja rentabilidad en activos libres de riesgo y los cambios en las preferencias de los hogares estarían redirigiendo parte de estos fondos hacia la inversión residencial". En concreto, en los cuatro primeros meses de año el nuevo crédito para compra de vivienda "mostró el mejor arranque de año desde 2010", explican los economistas del banco. Una realidad que viene determinada además porque, anotan, el precio de la vivienda se encuentra un 20% por debajo de máximos históricos, y empresas y hogares "muestran una mejor situación financiera" que en otras crisis.

Según los datos que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE)en mayo se inscribieron en los registros 47.033 compraventas de viviendas, un 11% más que en abril y un 107,6% más interanual.

Mejora su previsión para el PIB

Con todo, BBVA Research ha revisado al alza en un punto porcentual su previsión de crecimiento del PIB español para este año, desde el 5,5% de su anterior informe al 6,5%, y mantiene en el 7% el de 2022.

Una corrección que, según los economistas, se debe a que cuando se hicieron las anteriores previsiones,
los contagios de coronavirus estaban en ascenso. "Los datos disponibles en ese momento apuntaban a una contracción tanto de la demanda externa como del consumo de los hogares que, sin embargo, no fue tan intensa como se esperaba", expresan. Según su estudio, el único componente que tuvo un crecimiento
significativo fueron los servicios, que explicarían una parte del error de previsión y mostrarían que tanto la tercera como la cuarta ola de Covid en España habrían tenido menor impacto del previsto.

La recuperación más intensa se ha dado en el sector de la restauración y el turismo, sobre todo nacional. Así, la eliminación de las restricciones y la finalización del estado de alarma han incrementado el gasto de las personas fuera de su provincia habitual de residencia.

Aunque los economistas del banco valoran que los ERTE se hayan ampliado, consideran que hay una gran dispersión por comunidades y creen que una de las claves de la recuperación está en los fondos europeos y la forma en la que se ejecuten.