ACS no ha tardado mucho en mover ficha tras la venta de Cobra a Vinci por 4.900 millones de euros. El grupo constructor de Florentino Pérez ha presentado una oferta de 10.000 millones de euros por el negocio de autopistas de Atlantia en Italia, agrupado en la sociedad Autostrade per l'Italia, según adelanta este jueves Financial Times.

La empresa española ha enviado una carta a su socio en Abertis con una propuesta formal a Atlantia, que es propietaria del 88% de Autostrade (también denominada ASPI). "Dada la estrecha relación entre nuestros grupos tras la exitosa adquisición conjunta de Abertis, ACS ha seguido la situación de ASPI durante los últimos meses y creemos que ASPI es un activo muy interesante que encaja perfectamente en la estrategia a largo plazo de ACS", indica la misiva que revela Financial Times.

Florentino Pérez anuncio esta misma semana a sus inversores durante la presentación de la venta de la división industrial que la intención con esta operación es que ACS siga creciendo en concesiones de autopistas. Como ya señaló en la presentación de resultados anuales, el presidente de la constructora tiene interés por los peajes italianos de Atlantia (su socio en Abertis), que agrupa en la concesionaria ASPI y en actual proceso de desinversión.

ACS espera al consejo de Atlantia

El consejo de administración de Atlantia se reúne este jueves, según informa el periódico britanico, para debatir la otra oferta que ha recibida por ASPI por los fondos liderados por CDP. Una propuesta que se elevaría hasta los 9.000 millones de euros

Chris Hohn, el administrador de fondos de cobertura con sede en Londres cuya firma TCI con un 10% de Atlantia, que en España tiene una participación similar en Aena, le ha mostrado a Financial Times su visto bueno por la propuesta de ACS. El fondo espera que la junta de Atlantia "se involucre rápida y profesionalmente para explorar la oportunidad de una combinación de Abertis y ASPI".

“ACS-Abertis parece estar preparada para ofrecer un precio más alto que CDP para ASPI y es claramente un socio industrial superior que Blackstone y Macquarie. Se debería permitir que ASPI se venda al mejor postor sin interferencia del gobierno italiano ", explica TCI a Financial times. El nuevo gobierno de Italia, dirigido por Mario Draghi, ha adoptado hasta ahora una postura menos intervencionista que su predecesor en la venta de ASPI.