ACS ha conseguido sacar una tajada millonaria de su apuesta por el negocio de la telefonía móvil allá por el año 2006.

La multinacional presidida por Florentino Pérez ganó el pasado año 7,5 millones de euros en la OPA del capital riesgo sobre MásMóvil, dos años después de embolsarse 278 millones con la venta de deuda que tenía de la operadora.

La constructora española explica en sus cuentas de 2020 que el 17 de septiembre del pasado año acudió a la OPA lanzada sobre las acciones de MásMóvil por las firmas de capital riesgo KKR, Cinven y Providence, de 22,5 euros por acción.

ACS accedió a vender su participación en Yoigo a MásMóvil a través de un instrumento financiero convertible a futuro

ACS mantenía 3,5 millones de acciones de la compañía de telefonía, y la venta a las firmas de inversión en la OPA supuso un beneficio, asociado a la evolución de positiva de la cotización, de 7,56 millones de euros (2,94 millones en 2019). A 31 de diciembre de 2019, ACS tenía registrada la participación en acciones de MásMóvil por importe de 71,19 millones de euros.

Al teléfono desde 2006

La compañía controlada por Florentino Pérez participó en la fundación de Xfera Móviles (denominación legal de Yoigo) en el año 2006, con el 17% del capital, siendo entonces su primer accionista la compañía sueca TeliaSonera.

Cuando diez años después MásMóvil lanzó la compra de Yoigo, en una operación valorada en 612 millones de euros, ACS accedió a la venta de su participación solo cuando se le dio la oportunidad de hacerlo a través de un instrumento financiero convertible a futuro que le permitía no apuntarse las minusvalías por la venta de su participación del 17%.

En 2018 MásMóvil recompró la deuda a ACS generando unas plusvalías cercanas a los 280 millones para la constructora

Ese instrumento permite, básicamente, que si la acción de MásMóvil sube, el valor del derivado de ACS también lo hace, en perjuicio de la operadora.

En 2018 MásMóvil recompró la deuda al grupo ACS, a través de una ampliación de capital por 360 millones más 120 millones en efectivo, lo que generó unas plusvalías cercanas a los 280 millones de euros para la constructora española.

Pero ACS todavía ha logrado arañar unos millones más de beneficio en MásMóvil, al permanecer, con una participación inferior al 3%, en el capital de la operadora tras la venta de la deuda de 2018. Hasta la OPA lanzada el pasado mes de septiembre por el capital riesgo sobre la operadora, operación a través de la cual, finalmente, Florentino Pérez se ha despedido ya del negocio de la telefonía móvil.