El presidente de ACS, Florentino Pérez, y Ángel García Altozano, director general de la constructora, han explicado este martes a los inversores los detalles de la venta de su división industrial a Vinci. Pérez ha resaltado que ha conseguido retener la filial Zero-E y 15 concesiones, con un valor en el mercado de 1.400 millones de euros sin incluir la deuda.

La constructora que lidera el presidente del Real Madrid ingresará con esta venta un mínimo 4.930 millones y un máximo 4.980 millones. El pago fijo de 4.200 millones y un adicional mínimo de 730 y máximo de 780 millones como compensación por la caja de la compañía. "El importe exacto se definirá en función de los resultados del perímetro vendido a la fecha de ejecución de la operación", explica ACS en su presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El objetivo de la operaciones es "acelerar el proceso transformador del Grupo ACS hacia un grupo de Construcción y Concesiones sostenible, recurrente y con liderazgo en mercados desarrollados (especialmente en Europa y Norteamérica)". Su intención también es "reforzar la posición financiera del para afrontar nuevos proyectos de autopistas y energías renovables en un entorno macroeconómico expansivo"

Como ya indicó Vinci la pasada semana a sus inversores, ACS insiste a sus inversores que se espera que el visto bueno de las autoridades de la competencia permita a finales de 2021. El acuerdo de compraventa incluye la creación de la empresa conjunta con Vinci a la se aportarán todos los activos renovables que desarrolle la división, como mínimo, en los ocho y medio años siguientes a la ejecución de la compraventa. Vinci tendrá un 51% y ACS el restante 49% de esta empresa.

"La operación de venta permite la cristalización del valor creado en Servicios Industriales, enfocando a ACS hacia una plataforma de Construcción y Concesiones sostenible, recurrente y con liderazgo en mercados desarrollados (especialmente en Europa y Norteamérica)", ha destacado a sus inversores.

ACS quiere autopistas y renovables

ACS tiene identificadas oportunidades de desarrollo por 25.000 megavatios en todo el mundo, de los que 11.900 MW son fotovoltaicos y 12.000 MW son eólicos. "Será una de las empresas líderes de energía renovable en Europa", detalla ACS en su presentación.

Aunque Florentino Pérez también quiere que ACS siga creciendo en concesiones de autopistas y quiere dedicar gran parte de los ingresos de esta venta a Vinci a . Como ya señaló en la presentación de resultados anuales, el presidente de la constructora tiene interés por los peajes italianos de Atlantia (su socio en Abertis), que agrupa en la concesionaria ASPI y en actual proceso de desinversión.

Es decir, ACS busca aparcar el negocio de la construcción y centrarse en dos negocios: autopistas y renovables. Para ello, tiene entre ceja y ceja a dos socios: Atlantia y Vinci.