Los gigantes internacionales Accor, Hilton y Louvre buscan edificios en ubicaciones prime en varias ciudades españolas -entre ellas, Madrid- para desembarcar en el segmento hostels, según ha podido saber Vozpópuli. Las tres hoteleras están apostando por este modelo de alojamiento tras crear sus propias marcas: Joe&Joe en el caso de Accor; Motto, de Hilton; y Hosho, de Louvre Hotels.

La idea consiste en ofrecer camas en habitaciones compartidas e individuales y en localizaciones estratégicas, con precios muy competitivos y con una calidad superior a la de un albergue tradicional.

Este segmento, inicialmente enfocado al público joven pero con un target cada vez más amplio, está resultando ser un nuevo 'filón' en Europa. Este periódico ya desveló hace meses que los fondos de inversión estaban apostando fuerte por los hostels debido a su alta rentabilidad; y ahora son las grandes cadenas las que han puesto el foco en ellos, a través del modelo de franquicia o gestión.

Habitaciones privadas y compartidas

Joe&Joe, la marca de hostels de la francesa Accor lanzada en 2017, cuenta con dos establecimientos abiertos en Francia. Además, tiene prevista la apertura de dos este año (en Rio y en Budapest) y uno en Roma en 2022. Ofrece tanto habitaciones privadas como compartidas por hasta 12 personas, así como zonas comunes en planta baja donde organiza actividades también para el cliente local.

"Es una marca joven pero que hemos desarrollado mucho en otros países de Europa. Ahora mismo hay en torno a 15 proyectos nuevos", comenta con este periódico Adrián Parra, responsable de Desarrollo de Negocio en Accor España. Actualmente, la marca está negociando varios proyectos en España, uno de ellos en Madrid. Joe&Joe busca localizaciones con buen acceso y con espacio para las zonas comunes en planta baja, una de sus principales apuestas.

Motto by Hilton se define más como 'micro-hotel' que como hostel, porque son habitaciones pequeñas comunicadas entre sí con puertas para maximizar el espacio y adaptarse a todos los clientes, pudiendo reservar y compartir varias estancias contiguas. Esta marca cuenta ya con tres establecimientos en cartera, ubicados en Nueva York, Washington y Philadelphia; este último inaugurado este mes de mayo.

Las cadenas buscan ubicaciones céntricas y/o con espacio para crear grandes zonas comunes en las plantas bajas

Además, ya está en proceso de abrir otros 14: nueve en Estados Unidos, tres en México, uno en los Países Bajos y otro en Perú. En total, suman 2.507 habitaciones. El hotel de Rotterdam (Países Bajos) contará con 104 habitaciones y tiene prevista su apertura para 2022. Será el primer Motto by Hilton de EMEA, marcando la entrada de la marca en la región; pero no el último.

Desde la compañía confiesan que están analizando opciones en Europa y, concretamente, en España. "Estamos buscando oportunidades en ciudades como Madrid, Barcelona, Málaga o Sevilla pero todavía no tenemos nada concreto", explica Carlos Miró, director de Expansión para España y Portugal de Hilton a Vozpópuli. En este caso, la marca busca sobre todo ubicaciones muy céntricas, atractivas tanto para viajes vacacionales como de negocios.

Finalmente, Louvre todavía está en la fase de conceptualización y desarrollo de una nueva marca denominada Osho, dedicada también a este segmento. No obstante, ya está tanteando ubicaciones en España y concretamente en Madrid, según ha podido saber este medio.

Los hostels, un segmento por explotar

"Es el único segmento hotelero no profesionalizado, el más pequeño en volumen y el que más disperso está a nivel cadenas y propietarios. Nadie lo ha consolidado a nivel nacional y mucho menos mundial" comenta en conversaciones con este periódico Ivar Yuste, socio de la consultora hotelera PHG.

"Los grupos globales se están dando cuenta de que llega una nueva generación de hostels, de más calidad, y hay demanda; pero sólo lo operan compañías pequeñas", añade Ivar, quien explica que "cada vez más se da el concepto mixto donde se mezclan habitaciones convencionales hoteleras con habitaciones de hostel con literas".

Otro de los puntos importantes son los espacios de restauración abiertos al público de la calle, con una amplia oferta de actividades y con acceso directo desde la calle. Es el caso de Bastardo, en Madrid, a quien Ivar pone como ejemplo junto a la norteamericana Freehand. "En Europa todavía nadie ha llegado a este nivel", comenta.

Finalmente, a nivel desarrollo, Ivar destaca la "flexibilidad arquitectónica" de los hostels. "Los edificios en los centros de las ciudades son complicados, antiguos e irregulares; pero con este concepto tan flexible tienes muchas posibilidades". Sin embargo, el experto apunta que los grandes grupos hoteleros españoles todavía no se han asomado a este producto.