Las acciones preferenciales y ordinarias de la petrolera estatal Petrobras han caído casi un 20% en el inicio este lunes de las operaciones en la Bolsa de Sao Paulo, reflejo de los recientes cambios en la compañía por parte del Gobierno del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

En la primera hora de operaciones, el Ibovespa, principal referente de la plaza brasileña bajaba un 4,81 %, hasta los 112.739 puntos, arrastrado por las acciones de las empresas públicas, mientras que el dólar se apreciaba un 2,51 % frente al real, siendo vendido a 5,53 reales en el tipo de cambio comercial.

El brusco inicio de operaciones es una respuesta del mercado a los cambios anunciados la semana pasada por Bolsonaro en la administración de la petrolera Petrobras, al nombrar como presidente de la mayor compañía brasileña al general de la reserva del Ejército y exministro de Defensa Joaquim Silva e Luna.

Primer militar tras el fin de la dictadura

De confirmarse su designación por parte del Consejo de Administración de la compañía de naturaleza semi-pública, Silva e Luna será el primer presidente militar de Petrobras desde los tiempos de la dictadura (1964-1985), un período que Bolsonaro ha defendido en repetidas ocasiones.

El anuncio se produjo en medio de las presiones del jefe de Estado a Petrobras por las continuas subidas de precios de los combustibles, que han llevado al sector camionero -hasta el momento aliado del mandatario- a amenazar con una nueva huelga como la que virtualmente paralizó el país en mayo de 2018.

Bolsonaro dijo también la semana pasada que otros cambios podrían darse en el sector eléctrico y el mercado presume también que abarcarán al oficial Banco do Brasil.

En consecuencia, los papeles preferenciales y ordinarios de Eletrobras y los del tipo ordinario del Banco de Brasil, las otras dos grandes compañías públicas del país suramericano, cedían igualmente más del 10%.