El conflicto entre Acciona y los empleados que tenía asignados de forma permanente a la fábrica de Nissan en Barcelona parece que llega a su fin tras haber alcanzado un preacuerdo para elevar las indemnizaciones por despido hasta los 50 días por año trabajado y sin topes por antigüedad. Así lo han explicado fuentes de Acciona y de los representantes de la plantilla, que recuerdan que el ERE se cerró a finales de septiembre sin acuerdo y que esta solución es fruto de las conversaciones mantenidas desde entonces.

Según el Colectivo Ronda, que representa a parte de la plantilla, un total de 440 de las 500 personas de esa compañía que estaban empleadas en la fábrica de Nissan en la Zona Franca se han adherido a este preacuerdo, con el que se busca poner fin a la vía judicial. Se trata de un conflicto derivado de la crisis industrial de Nissan en la Zona Franca, ya que ese personal de Acciona prestaba funciones principalmente de logística en esa planta hasta que se rompió el contrato de servicios entre ambas partes.

A partir de ahí, Acciona decidió presentar un ERE y, al cerrarse la negociación sin acuerdo, la compañía empezó a ejecutar despidos el pasado 2 de octubre con la mínima indemnización legal prevista, mientras que CCOO, UGT y CGT presentaron una denuncia ante el TSJC pidiendo la nulidad del ERE, y el Colectivo Ronda lideró otra impugnación del despido colectivo.

Trabajadores de Acciona-Nissan en una jornada de protestas

Un portavoz de Acciona Facility Services ha explicado a Efe que se ha alcanzado "un preacuerdo" y que ambas partes han pactado instar a las administraciones públicas implicadas y a Nissan a permitir su participación en el proceso de industrialización creado para buscar alternativas al cierre de las plantas de Nissan en Cataluña. Ambas partes creen que este acuerdo abre ahora la puerta a resolver este conflicto laboral al margen de la vía judicial.

En un comunicado, el Colectivo Ronda asegura que 440 empleados han firmado su adhesión al preacuerdo sellado entre la empresa y las secciones sindicales de UGT, CSIF y USOC, estas dos últimas asesoradas por ese bufete legal. Detalla además que se ha acordado recibir ahora una indemnización de 50 días por año trabajado sin topes y otra adicional de 300 euros por año trabajado a percibir en el primer trimestre de 2022.

Posibilidad de recolocación

Con todo, esta indemnización adicional no se percibiría si Acciona facilita a los empleados un puesto de trabajo en el plazo de seis meses o si el trabajador resulta recolocado en el proceso de reindustrialización de Nissan. De hecho, aunque no hay representantes de subcontratas de Nissan en la mesa de reindustrialización, este foro de diálogo en el que participan tanto Gobierno como Generalitat no solo analiza una alternativa industrial para Nissan, sino también para el máximo de empleados de subcontratadas afectados por esta crisis industrial.

El preacuerdo en Acciona también da la opción de percibir una indemnización de 52 días por año trabajado sin topes si se renuncia a la indemnización adicional anterior y a las opciones de empleo. Tanto Acciona como las secciones sindicales implicadas en este preacuerdo han pactado validar los términos del pacto ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña antes del 26 de enero, cuando estaba previsto un juicio para resolver las diferentes demandas de impugnación del despido colectivo en Acciona.

Sin embargo, fuentes de CCOO, sindicato que no ha avalado este preacuerdo, recuerdan que la demanda judicial presentada sigue su curso, por lo que expresan su incertidumbre acerca de las consecuencias legales de este pacto, que aseguran no ser fruto de una negociación colectiva, sino de la suma de adhesiones individuales después de cerrarse sin acuerdo el ERE. Siempre según el Colectivo Ronda, Acciona condicionaba la aplicabilidad del pacto a obtener el aval de al menos un 80% de la plantilla, algo que cree ya logrado.