Abengoa ha ampliado al 23 de octubre el plazo, que expiraba este jueves, para que la Junta de Andalucía aporte los 20 millones de euros a los que se comprometió dentro del proceso de reestructuración financiera de la ingeniería y que el Ejecutivo andaluz ahora rechaza alegando falta de instrumentos legales.

La consejera andaluza de Empleo, Rocío Blanco, ha insistido este jueves en que la Junta de Andalucía "no tiene instrumentos financieros ni mecanismos legales" para conceder una ayuda de 20 millones de euros a la empresa Abengoa, que, por su parte, ha ampliado en varias ocasiones el plazo que se ha dado para recabar el dinero.

Compromiso verbal de la Junta

La refinanciación de Abengoa, acordada en agosto con la banca, pivotó en torno a la financiación del ICO (hasta 230 millones) y de la Junta de Andalucía (20 millones), la concesión de avales -hasta 300 millones con la cobertura de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce)-, la capitalización de deuda de proveedores y acreedores (153 millones), y cambios en las condiciones de sus bonos.

Según fuentes conocedoras del proceso, la Junta se comprometió verbalmente a dicho apoyo y estaban pendientes de que éste se concretara por escrito, algo en lo que desde la compañía confían aún que pase.

A finales de septiembre, Abengoa comunicó al mercado que había logrado el apoyo del 82,14 % de sus acreedores al plan de reestructuración, que también había recibido dos días antes el visto bueno de sus bonistas.