Economía

El gigante chino de los móviles, Xiaomi, se posiciona para ofrecer servicios financieros

La compañía utiliza sus teléfonos como puerta de entrada para la venta de otros servicios, como juegos, aplicaciones, vídeo, música o diferentes tipos de productos financieros, entre ellos préstamos al consumo 

Xiaomi Redmi Note 7
Xiaomi Redmi Note 7

Xiaomi es ya el cuarto fabricante de telefonía móvil a escala mundial, por detrás de Samsung, la también china Huawei y la norteamericana Apple. En el último año la compañía ha comercializado más de 33 millones de terminales en todo el mundo. Esta cifra ha duplicado, con creces, la obtenida en 2017.

La clave de su éxito está en el tándem precio-calidad. Considerada por muchos como la 'Apple' china, se centra en ofrecer buen producto a precio contenido. De hecho, la filosofía de la empresa está en no ganar más de un 5% de margen por cada dispositivo comercializado.

"El hardware es esencial para conseguir tantos usuarios como sea posible. No obstante gran parte del beneficio proviene ahora de la parte de servicios de Internet", explican desde la compañía asiática. Una frase alineada con la del fundador de Xiaomi, Lei Jun, quien asegura que "Xiaomi pretende pasar de ser una empresa de teléfonos inteligentes a una empresa de software, para diferenciarnos así de otros fabricantes de dispositivos".

Xiaomi también permite realizar pagos de facturas o transferir dinero a otras personas. Su interés por entrar en el sector bancario se tradujo en la fundación del tercer banco por Internet más grande del país con una participación minoritaria

En la actualidad ofrece aplicaciones de música, vídeos, seguridad, videojuegos -hasta 30.000 desarrollos- o productos financieros -en China-, y también en países como la India, Indonesia y próximamente en Rusia.

En el caso del país gobernado por Vladimir Putin se trata de toda una declaración de intenciones. Con el parque de teléfonos móviles cada vez más integrado en el consumidor europeo, es sólo cuestión de tiempo que Xiaomi comience a extender sus servicios 'adicionales' más allá de la Gran Muralla. Rusia podría ser el puente al viejo continente.

Servicios financieros

Xiaomi arrancó su negocio de servicios financieros en 2015. Desde entonces la compañía ha desarrollado diferentes productos en este área, como plataformas de pago -al estilo de Apple Pay o Google Pay- o distintas modalidades de préstamos (Xiaomi Finance): a plazos, para comprar teléfonos de Xiaomi, préstamos al consumo...

El fabricante también permite realizar pagos de facturas o transferir dinero a otras personas -como Bizum-. Su interés por entrar en el sector bancario se tradujo en la fundación del tercer banco por Internet más grande de China, con una participación minoritaria.

La compañía explica que hoy en día no cuenta con ningún servicio de los antes mencionados en funcionamiento en Europa Occidental. Alude que, de momento, son un actor demasiado nuevo en el mercado.

El aumento en la venta de sus teléfonos se ha traducido en el incremento de la base de usuarios que utilizan MIUI. Ha pasado de 156 millones de usuarios en septiembre de 2017 a 224 millones en septiembre de 2018

"Seguimos aprendiendo del comportamiento del consumidor para traer aquellos servicios que necesite". Así las cosas no se puede descartar, ni mucho menos, la comercialización de estos productos en el viejo continente en el medio o largo plazo.

Más usuarios, más servicios

El crecimiento en los beneficios por servicios de Internet de Xiaomi depende del tamaño de su base de clientes de hardware y del tiempo de uso que dediquen a utilizar los dispositivos. El aumento en la venta de sus teléfonos se ha traducido en el incremento de la base de usuarios que utilizan MIUI, la capa desarrollada sobre Android integrada en todos sus móviles en la que ofrecen sus productos digitales. Ha pasado de 156 millones de usuarios en septiembre de 2017 a 224 millones en septiembre de 2018.

Una información concluyente si la bajamos a la facturación. La conversión económica de los servicios de Internet de la compañía ha crecido un 85,5%, hasta los 618 millones de euros en el tercer trimestre de 2018, cifra aportada en gran medida por el mercado chino. El total de la facturación de todas las áreas de la compañía asciende a 6.700 millones de euros -también tercer trimestre de 2018-, casi un 50% más que en el mismo periodo del año anterior. La cifra de beneficio fue de 326 millones de euros.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba