Economía

Xiaomi, responsable en la sombra de la invasión de patinetes en las ciudades

El lanzamiento del modelo Mi365 eléctrico por parte de la compañía ha sido clave. Un vehículo con prestaciones interesantes a un precio contenido de 350 euros

Patinetes eléctricos de Koko, la marca que ya opera en Zaragoza y pronto llegará a Madrid
Patinetes eléctricos de Koko, la marca que ya opera en Zaragoza y pronto llegará a Madrid

La marca china Xiaomi es conocida principalmente por el desarrollo de teléfonos móviles, pero lo cierto es que el abanico de productos tecnológicos que desarrolla es inabarcable.

Aspiradores, altavoces, auriculares, cepillos de dientes eléctricos, auriculares, ordenadores, cámaras, gafas de realidad virtual, pulseras deportivas, smartwatches y patinetes eléctricos. Su filosofía es fabricar con calidad a bajo coste.

Hubo un día en que las empresas de patinetes eléctricos no lo eran, un día en el que buscaban un negocio ligado a la movilidad. Es el caso de Koko. Esta marca ya opera en Zaragoza y próximamente lo hará en Madrid, donde el Ayuntamiento de Manuela Carmena le ha facilitado un permiso.

Xiaomi invirtió 80 millones de dólares junto a otras empresas en el fabricante chino de patinetes Ninebot, quien posteriormente compró a su principal rival norteamericano, Segway

"Todo empieza a tener sentido cuando Xiaomi lanza el patinete Mi365. Un vehículo por unos 350 euros con prestaciones interesantes, como 25Km/h de velocidad, 30 kilómetros de autonomía, plegable, ergonómico... Si no fue la primera empresa, Xiaomi fue de las primeras en lanzar un vehículo tan competitivo en prestaciones y precio. Las bicicletas dejaron de ser una opción para las empresas de transporte compartido porque eran mucho más caras. Además, el periodo de amortización de los patinetes eléctricos es de dos meses. Hasta la llegada del Mi365 podían costar entre 800 y 1.000 euros. Ahora los servicios que ofrecemos este tipo de transporte somos rentables más pronto", explica Oriana Circelli, CEO y fundadora de Koko.

La clave en la bajada del precio estuvo en las baterías. La evolución tecnológica permitió hacerlas con más autonomía a un coste menor. Este es uno de los elementos clave de los patinetes eléctricos, de ahí el recorte en el precio.

Un descenso que hizo que muchas empresas con idea de ofrecer servicios de transporte compartido levantasen la vista de las bicicletas eléctricas, cuyo coste superaba los 1.000 euros, para fijarla en los patinetes eléctricos.

La evolución tecnológica permitió desarrollar baterías con más autonomía a un precio menor. Es ahí donde está la clave del descenso en el precio de los patinetes eléctricos

Por el precio de una bici podían comprar tres patinetes eléctricos y ponerlos en circulación. El resto de la historia ya lo saben. Se vive en la actualidad, y no es otro que el boom de este tipo de vehículos. 

China, revolucionada

La fabricación de estos vehículos es un negocio pujante para la economía china, como ya lo son los teléfonos móviles.

"Percibo que en China uno de los mejor negocios hoy en día es la fabricación de patinetes eléctricos. El país está revolucionado con el desarrollo de este tipo de dispositivos. Constantemente tenemos ofertas de fabricantes que se suman a esta fiebre", explica Oriana.

La marca que desarrolla los patinetes eléctricos de Xiaomi es Ninebot, compañía china con una fuerte presencia en el mercado. Se trata de una corporación en la que Xiaomi invirtió 80 millones de dólares en 2015 junto a otras empresas. Poco después de esto Ninebot adquirió Segway, el fabricante norteamericano de referencia -hasta la fecha- en el ámbito de los patinetes eléctricos. Con Segway integrada en Ninebot, la posición dominante de Xiaomi en el mundo de este tipo de vehículos es un hecho.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba