Motor

Híbridos enchufables y límite a 180 km/h: las apuestas de Volvo en sus nuevos modelos

El fabricante sueco sigue apuntalando su apuesta por la electrificación incorporando en el XC40 las versiones híbridas enchufables… y limitadas a 180 km/h

El nuevo XC40 T5 Recharge  ofrece 262 CV de potencia y una autonomía en modo eléctrico de 50 kilómetros.
El nuevo XC40 T5 Recharge ofrece 262 CV de potencia y una autonomía en modo eléctrico de 50 kilómetros.

Con el diésel ya olvidado, el futuro de Volvo está ligado a la electrificación de sus nuevos modelos en cualquiera de sus variantes, aunque son los híbridos enchufables donde más énfasis está poniendo con una oferta cada vez más amplia, el pequeño SUV XC40 el último de ellos. Y junto a este aumento de la oferta eléctrica, el fabricante sueco ha sido el primero en desmarcarse anunciando que todos sus nuevos modelos estarán ya limitados a una velocidad máxima de 180 km/h. Según la marca, una decisión que la mayoría de sus clientes han recibido de buen grado aceptando una realidad que ha llevado en los últimos años a demonizar la velocidad.

Dos corrientes, la de la hibridación enchufable y la de limitar la velocidad de sus coches, que aplica por primera vez en el exitoso XC40 a través de la nueva versión T5 Twin Recharge, un SUV de 4,4 metros de longitud que está logrando grandes éxitos de ventas en Europa y que incorpora una tecnología que se muestra a día de hoy como una de las más eficientes como solución de movilidad tanto urbana como interurbana. Un modelo que cuenta con la etiqueta Cero emisiones de la DGT que le habilita en ciudades como Madrid para moverse sin restricción alguna.

De este nuevo modelo se van a comercializar dos versiones, T4 Twin y T5 Twin, ambas con el mismo motor eléctrico pero con potencias diferentes en sus propulsores de gasolina, 211 CV para el primero y 262 CV para el segundo, con precios desde 45.250 y 46.360 euros respectivamente. La batería en ambos es de iones de litio, con 10,7 kWh de capacidad total y alojada en el túnel central de la carrocería, una batería que permite que en modo completamente eléctrico el XC40 pueda recorrer 56 kilómetros. Se puede cargar solo en corriente alterna con un tiempo de unas tres horas a 3,7 kW, unas cinco horas a 2,3 kW y nueve horas si se carga a solo 1,4 kW.

Las dos versiones tienen un motor de gasolina de tres cilindros, 1,5 litros de cilindrada y turboalimentado combinado con el eléctrico, este de 82 CV. El de gasolina desarrolla 129 CV en el T4 Twin y 180 CV en el T5 Twin, de ahí las diferencias de rendimiento global que ofrece cada uno. Ambos motores están conectados al eje delantero a través de una transmisión de doble embrague de siete relaciones. El XC40 T4 Twin acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y el T5 Twin en 7,3 segundos. En ambos la velocidad máxima ha sido limitada a 180 km/h, una limitación que Volvo ha decidido ir incorporando a todos sus nuevos modelos.

Ajustados consumos

Desde la pantalla central del salpicadero se pueden seleccionar tres configuraciones del sistema híbrido llamadas Pure, Hybrid y Power. La primera prioriza la conducción en modo eléctrico, la segunda se activa por defecto y la última busca las mejores prestaciones. Además, se puede activar una función que trata de mantener la carga que tenga la batería para poder utilizarla más adelante o una que fuerza la recarga de la batería, a base de que el motor de combustión realice parte de su trabajo para mover el generador.

En marcha –hemos podido probar la versión T5 Recharge en un recorrido por carreteras madrileñas– se siente sobre todo un SUV muy confortable, tanto por suspensión o aislamiento acústico, pero también un modelo muy dinámico con sus 262 CV y el buen funcionamiento de la caja de cambios de doble embrague. Durante el recorrido mientras la batería mantenía carga el consumo medio a velocidades no más allá de los 120 ó 130 km/h se situó en 6,5 l/100 km, cifra que sube por encima de los ocho litros cuando la batería se agota. Da la impresión de estar ante cifras muy razonables para el dinamismo que aporta. El motor, además, resulta en marcha muy silencioso y permite viajar a velocidades medias de forma muy confortable.

El interior transmite mucha calidad.
El interior transmite mucha calidad.

En el cuadro de instrumentos, en el reloj habitual del cuentarrevoluciones hay un indicador que informa sobre la energía que se está utilizando y el punto a partir del cual el motor de gasolina se va a poner en marcha. En la pantalla táctil central de amplias dimensiones se puede ver un gráfico con los flujos de energía entre los motores, la batería y las ruedas. Desde una aplicación para el móvil (Volvo On Call) es posible consultar el nivel de carga la batería, la autonomía eléctrica y el proceso de recarga, además de ajustar la temperatura del habitáculo. También permite encontrar la estación de carga más próxima, guardar hasta ocho puntos de recarga en una lista de favoritos, programar la misma y recibir un mensaje en caso de su interrupción.

El interior, como el resto de la gama, destaca por la buena amplitud que ofrece, incluso en las plazas posteriores, y a diferencia de otros híbridos enchufables en los que el motor eléctrico y la batería hacen perder algo de capacidad de carga, en este XC40 Recharge el maletero mantiene los 460 litros de cualquier otra versión.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba