Motor

Volkswagen planta cara a China y comienza a producir sus propias baterías para su ofensiva eléctrica

Hasta ahora el fabricante alemán se abastecía de baterías de fabricantes asiáticos para sus modelos eléctricos, pero Volkswagen comenzará a producirlas ahora tras haber invertido casi mil millones de euros

Mujer en un centro de repostaje eléctrico.
Mujer en un centro de repostaje eléctrico.

La apuesta de Volkswagen por la electromovilidad no se va a limitar sólo a la masiva producción de modelos eléctricos, que contempla entre otras cosas la apertura de una planta en Estados Unidos destinada a producir coches eléctricos disponiendo así de plantas de estas características en tres continentes, sino que el volumen de modelos que quiere llegar a ofrecer en los próximos años le llevó a plantearse la opción de producir incluso sus propias baterías para no depender así de los grandes productores asiáticos, China principalmente.

Así, el grupo Volkswagen va a comenzar el desarrollo y la producción de baterías para eléctricos en su factoría en la localidad de Salzgitter, en el norte de Alemania. La marca alemana ha abierto la línea piloto de desarrollo y producción de baterías en Salzgitter, para series pequeñas y que servirá de base para la producción a gran escala.

El Grupo VW quiere fabricar sus propias baterías y limitar la dependencia del mercado asiático.
El Grupo VW quiere fabricar sus propias baterías y limitar la dependencia del mercado asiático.

Una planta en la que 300 expertos desarrollarán y probarán procedimientos de producción innovadores para la producción de baterías de iones de litio, y que ha supuesto para Volkswagen una inversión de 870 millones de euros entre este año 2019 y 2020 en la producción de componentes para eléctricos. Una inversión que será en total de unos 3.800 millones de euros en los próximos cuatro años, hasta 2023.

Entre 2023 y 2024 comenzará a funcionar también una nueva fábrica mediante una sociedad de riesgo compartido con la compañía sueca Northvolt, una joint venture participada al 50%, para la producción de baterías, y que se firmó a principios de este mes después de anunciar la puesta en marcha del consorcio European Battery Union (EBU), a través del cual Volkswagen y Northvolt llevarán a cabo a partir del próximo año actividades de investigación para acelerar el desarrollo de las baterías para vehículos eléctricos en Europa. Además, el grupo Volkswagen va a comenzar una instalación piloto para el reciclaje de baterías a partir de 2020.

Mil empleo directos

El grupo, que hasta ahora compraba baterías a empresas asiáticas, va a crear gracias a la nueva planta cerca de 1.000 empleos a medio plazo en Salzgitter, 300 de ellos en el centro de desarrollo y producción que se ha abierto esta semana y 700 en la sociedad de riesgo compartido con Northvolt.

Mediante la concentración de competencias en Salzgitter "aseguramos poder impulsar el desarrollo de las baterías como componente clave en la electrificación y poder trasladarlas rápidamente a la producción en serie", dijo el director de Compras del grupo, Stefan Sommer.

En Salzgitter el grupo Volkswagen producirá pilas de baterías, en Braunschweig, sistemas de batería y en Hannover un sistema de carga rápido en serie a partir de 2020, similar a un "Powerbank". A partir de 2020 se ubicará en Salzgitter una fábrica de 16 gigavatios-hora, que comenzará a producir entre 2023 y 2024.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba