Economía

La vivienda vuelve a apretarnos: consume más de la cuarta parte del presupuesto familiar

Las familias españolas han pasado de dedicar el 26,5% del presupuesto familiar al pago de la cuota hipotecaria o renta de alquiler al 27,1% en el último año. El alquiler es la opción que deja menos dinero disponible para otros gastos, pero los expertos recuerdan que la compra conlleva otros 'gastos extra'

Bloque de viviendas en venta
Bloque de viviendas en venta EFE

Los hogares españoles destinan el 27,1% de su presupuesto familiar al pago de la cuota hipotecaria o la renta de alquiler frente al 26,5% del presupuesto familiar que el pago de la vivienda 'consumía' en el año 2017.

Se trata de un incremento de más de medio punto en la presión que supone para los hogares españoles el coste de la vivienda. Según el estudio publicado por pisos.com, tomando como referencia la última Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE); si cada hogar dispone, de media, de 29.200 euros anuales, un arrendamiento obliga a los inquilinos a desembolsar  9.360 euros al año para pagar la cuota del alquiler, mientras que los propietarios tienen que destinar 6.461 euros anuales para afrontar el pago de su hipoteca, una diferencia de cerca del 45% en función del régimen de tenencia.

Según el análisis del portal inmobiliario, vivir de alquiler supone un esfuerzo económico para la familia mucho mayor que afrontar el pago de una hipoteca media (32,07% frente al 22,14%), lo que deja menos dinero disponible para otros gastos como alimentación, ocio o transporte.

En opinión de Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, “los incrementos en los precios del alquiler han desequilibrado el presupuesto de las familias españolas que no pueden enfrentarse a un pago de una hipoteca. No obstante, en la cuota hipotecaria no están contemplados otros gastos como los impuestos, la comunidad o la subida de los tipos de interés”, recuerda Font. 

Las diferencias de presupuesto para la vivienda se han acentuado hasta alcanzar el 17,8% entre la comunidad más cara, Madrid, y la más barata, Castilla-La Mancha. En concreto, existen seis comunidades que están por encima de la media nacional: Madrid (36,07%), País Vasco (35,49%), Baleares (35,22%), Canarias (32,12%), Cataluña (29,8%) y Comunidad Valenciana (29,32%), exactamente las mismas que lideran el ranking del porcentaje destinado al alquiler.

Por su parte, los inquilinos que menos porcentaje destinan al alquiler viven en Castilla-La Mancha (22,28%), Extremadura (23,02%), Murcia (24,15%), Galicia (24,26%), y Aragón (26,18%).

En el caso de las hipotecas, existen hasta nueve comunidades autónomas en las que las familias superan el porcentaje nacional del 22,14%. Se trata de los propietarios baleares (32,28%), vascos (31,97%), canarios (26,86%), madrileños (25,4%) y catalanes (24,5%); a los que, rozando la media nacional pero superándola, se unen los riojanos (23,78%), asturianos (23,41%), andaluces (22,67%) y cántabros (22,27%). Los que menos porcentaje destinan a la hipoteca son los castellano-manchegos (14,26%), murcianos (15,17%), navarros (15,83%), aragoneses (16,89%) y extremeños (18,28%).

Con este simulador, podrá comparar las diferencias entre comprar una vivienda o alquilarla.

¿Comprar o alquilar?:

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba