Economía

Los vigilantes de Ombuds se movilizan tras la entrada en concurso del grupo

El lunes representantes sindicales y empleados del grupo de seguridad Ombuds se han concentrado en centros de Carrefour en España para exigir la rescisión del contrato. En Barcelona requieren a la Generalitat poner fin a la relación laboral con la compañía tras su entrada en concurso

Edificios de la Ciutat de la Justicia, en Barcelona, que emplea a vigilantes de Ombuds.
Edificios de la Ciutat de la Justicia, en Barcelona, que emplea a vigilantes de Ombuds. Efe.
Los vigilantes de Ombuds se movilizan en España tras conocer que la empresa ha solicitado su entrada en concurso de acreedores.
El lunes representantes sindicales y empleados del grupo de seguridad, que emplea a cerca de 8.000 personas, llevaron a cabo movilizaciones en centros de Carrefour situados en diversas provincias para exigir el fin de la relación laboral que mantiene la multinacional francesa con el grupo de seguridad. 
De acuerdo a fuentes sindicales, Carrefour se ha comprometido a trabajar con otra empresa del sector a partir de la segunda semana de agosto y a emplear a los cerca de 400 vigilantes de Ombuds que ahora trabajan en sus centros.

"Toda la plantilla de Ombuds en Renfe, en Barcelona, está de baja", dicen fuentes sindicales

El miércoles está prevista una concentración de los empleados de Ombuds ante las puertas del Ministerio de Trabajo en Madrid.
Los sindicatos UGT y CC OO han informado en un comunicado que inician "una campaña de movilizaciones y concentraciones para exigir a todos los involucrados que paguen las nóminas de los y las trabajadoras (...)". "No pararemos hasta que se paguen todas las deudas y la salida de toda la plantilla se haga con las mejores de las garantías para ellos", termina diciendo la nota conjunta de los dos sindicatos. 

Colapso en los juzgados de Barcelona

En Barcelona, sindicatos minoritarios de Ombuds cargan directamente contra la empresa y tratan de presionar a la Generalitat para que rescinda el contrato en todas las empresas públicas donde está presente la empresa, como en Ferrocarriles de la Generalitat y la Ciudad de la Justicia. También exigen a Renfe que rescinda el contrato para subrogar a los empleados.
"Ombuds ha estado pagando fuera de plazo desde hace tres años", denuncian portavoces de los sindicatos minoritarios de la compañía, con 412 empleados en Cataluña, menos de la mitad que hace un año. 

En los juzgados de lo Social en Barcelona no pudo celebrarse juicio alguno el lunes

"Toda la plantilla está de baja en Renfe. Cada trabajador cobra tan solo 900 euros mensuales. Sin ingresos no pueden afrontar gastos corrientes, como transporte. Acaba perjudicando a la salud", comentan portavoces de sindicatos minoritarios en el sector de seguridad a preguntas de Vozpópuli.
Tras el concurso de acreedores de la empresa de seguridad, los representantes sindicales advierten que esperan seis meses sin cobrar. "Nos deben la paga de junio y la extra de julio, en agosto hay vacaciones en la justicia, un mes más; en septiembre el juez analizará el caso y se estima que tarde dos meses más en dar un veredicto", lamentan los empleados.La movilización de los empleados de Ombuds en Barcelona provocó ayer lunes el colapso en algunos juzgados, como en lo Social, donde no se pudo celebrar ningún juicio ante la falta de agentes.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba