Economía

La nueva Unicaja tendrá la sede en Málaga y mantendrá por ahora la marca Liberbank

Los consejos de las dos entidades darán luz verde a la fusión tras atar los últimos flecos de la negociación 

La nueva Unicaja tendrá la sede en Málaga y mantendrá por ahora la marca Liberbank
La nueva Unicaja tendrá la sede en Málaga y mantendrá por ahora la marca Liberbank

Unicaja y Liberbank ultiman los últimos flecos de la fusión, que previsiblemente se cerrará en los consejos que tendrán lugar esta misma tarde de martes. Ambos bancos tienen claro que el grupo andaluz será el que lleve la voz cantante y por eso se ha decidido que la sede se quede en Málaga y la denominación social sea la de Unicaja, según las fuentes consultadas por Vozpópuli.

Esto último no quiere decir que la marca Liberbank vaya a desaparecer. De hecho, por el momento no se ha decidido nada al respecto. Hacer la unificación de marca conllevaría un gasto extraordinario en cartelería y marketing que, por el momento, el grupo no está dispuesto a costear

Ambos bancos han aceptado dar una patada hacia delante a las negociaciones para ver quien tendrá el poder la entidad una vez se jubile el actual presidente de Unicaja, Manuel Azuaga. Las conversaciones se encallaron en los acuerdos del gobierno corporativo porque en la entidad andaluza no veían con buenos ojos que todo el poder recayera en un futuro sobre Manuel Menéndez, actual consejero delegado de Liberbank. 

Y es que el Banco Central Europeo (BCE) quiere hacer desaparecer la figura de presidente ejecutivo, dando todo el poder al consejero delegado y dejando claras la posición de cada directivo. Finalmente, Unicaja y Liberbank han aceptado esta recomendación del supervisor europeo, que también fijó dos años para renovar los cargos de presidente y consejero delegado de la entidad fusionada

Reparto de poderes

Los equipos negociadores también se han puesto de acuerdo en la ecuación de canje. Unicaja controlará el 59,5% y Liberbankel 40,5% restante, lo que aseguraría a la Fundación Unicaja mantener el 30% del banco resultante y no perder así las ventajas fiscales de las que goza actualmente. 

Unicaja y Liberbank estuvieron a punto de cerrar su fusión el pasado año, pero el desacuerdo en la ecuación de canje echó todo por tierra. Unicaja quería que fuera un 60% para su entidad y un 40% para Liberbank, pero la caja asturiana quería más, hasta el 43% del banco resultante. 

Las conversaciones también se complicaron cuando Abanca decidió lanzar una contraopa por Liberbank, que no llegó a buen puerto, tras el ultimátum de la CNMV. Ese 'susto' hizo reaccionar a ambas partes y saldaron la 'due dilligence', tal y como expusieron al organismo que dirige Rodrigo Buenaventura.

De haberse producido la 'boda', tal y como la bautizóCredit Suisse, la entidad resultante se hubiera convertido en la sexta más grande de España por activos, con más de 92.000 millones de euros, por delante de Bankinter.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba