Economía

UGT dice que el recorte 'exprés' de la plantilla de Telefónica es para salvar las cuentas de 2019

El operador ha provisionado 1.600 millones de euros que impactarán de forma negativa en su balance anual

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, durante una conferencia en la Fundación Telefónica
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, durante una conferencia en la Fundación Telefónica Europa Press

UGT señala el plan de bajas incentivadas de Telefónica como una medida orientada a salvar las cuentas de 2019 del operador dirigido por José María Álvarez-Pallete.

Una noticia que se conoce durante el periodo de negociaciones que Comisiones Obreras y UGT mantienen con Telefónica para acordar el nuevo convenio laboral, documento que regirá la plantilla durante los próximos años.

"Las cosas no están bien. Estamos fatal en Argentina, muertos en Venezuela, jodidos en Brasil, con un brexit en Reino Unido y muy mal en Alemania. Telefónica quiere cerrar cuanto antes el Plan de Suspensión Individual (PSI, bajas incentivadas) para que tenga repercusión contable este año y salvar así los muebles del ejercicio en el balance de gastos. Para ello los ahorros se tienen que dar en 2019, de ahí la rapidez que piden para acogerse al PSI", explicó Tomás Blanco Rubio, responsable de UGT en Telefónica España Madrid, el pasado martes durante una asamblea con empleados en la sede de Telefónica.

Telefónica ha provisionado 1.600 millones de euros para el Plan de Suspensión Individual, una cantidad que el operador descontará de su cuenta de resultados al final del ejercicio

Fuentes oficiales de Telefónica declaran a Vozpópuli que "es imposible que exista ningún tipo de alteración de las cuentas. La provisión se ha comunicado al mercado, su impacto también y los ahorros que habrá a futuro han sido explicados. Además, las cuentas de Telefónica están sometidas a auditorías".

Estancamiento

El crecimiento del operador se encuentra estancado en Europa, decrece en Sudamérica, y sólo aumenta de forma reseñable en Reino Unido. Sin embargo, un brexit duro podría comprometer este buen comportamiento.

Esta situación, según el sindicato, ha abocado a la compañía a agilizar el PSI. "Si por ellos hubiera sido los trabajadores estarían firmando ya el Plan de Suspensión Individual, y estarían fuera de Telefónica en octubre, pero vamos a negociar para que las salidas se produzcan en noviembre", explica Blanco.

El PSI es para los trabajadores de 53 años de edad. Telefónica propone su salida con un 68% del salario. De igual forma, cotizará por ellos a la Seguridad Social hasta los 65 años, y sufragará su seguro médico. Se podrán sumar unos 3.000 empleados de la compañía.

1.600 euros provisionados

Telefónica ha provisionado 1.600 millones de euros para el Plan de Suspensión Individual, una cantidad que se descontará de la cuenta de ganancias del operador al final del ejercicio.

Desde el operador estiman que el ahorro de esta medida llegue a partir del año que viene y sea de unos 225 millones de euros, aunque todo depende del momento en el que se firmen las salidas.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba