Cataluña

La Justicia catalana tumba cautelarmente la hora de precontratación de Colau para las VTC

Sólo Cabify sigue operando en Barcelona después de que Uber se retirase de la ciudad condal a principios de año al considerar que la ley catalana impedía su actividad

Un Uber frente a la Sagrada Familia
Un Uber frente a la Sagrada Familia

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha suspendido cautelarmente este miércoles el reglamento aprobado hace un más de mes por el Consejo del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y que impone una hora de precontratación en Barcelona a los vehículos de transporte con conductor, como Uber y Cabify.

La asociación Luxury Cars solicitó la suspensión del reglamento como medida cautelar y el TSJC lo rechazó el pasado 18 de junio, pero ahora ha "estimado parcialmente la solicitud con la oposición del Área Metropolitana de Barcelona", señala en el auto al que ha tenido acceso Vozpópuli

Concretamente deja sin efecto el artículo 11 del reglamento, en el que se hace referencia a la precontratación y se sumaban 45 minutos a los 15 minutos fijados en el real decreto de la Generalitat, estableciendo un mínimo de una hora.

También suspende los artículos 3 y 4, donde se recoge la inscripción en el registro metropolitano de los vehículos. Según el reglamento, los titulares de las autorizaciones a las VTC que quieran prestar servicio urbano dentro de la AMB tenían la obligación de inscribirse en el Registro Metropolitano de Vehículos

El alto tribunal catalán también dinamita que sea la administración barcelonesa quien dé al interesado la acreditación de la inscripción del vehículo en este registro, así como la información sobre las condiciones de prestación del servicio vigente en cada momento. De esta forma, se tumba la obligatoriedad de colocar una pegatina que debía estar visible en la parte trasera del VTC.

Finalmente, también ha dejado en papel mojado la flexibilidad y ajustes de los servicios de los vehículos que estuvieran registrados y acreditados, y que la administración facilite a los interesados los modelos normalizados para rellenar los trámites.

El AMB, organismo dependiente del Ayuntamiento que dirige Ada Colau, anunció esta normativa en enero. En la votación celebrada el pasado mayo, ERC y JxCat se abstuvieron y PP y Ciudadanos votaron en contra, por lo que la medida sólo contó con el apoyo de Barcelona en ComúPSC y la CUP.

Finalmente el diario oficial de la Generalitat (DOGC) lo publicó el pasado 14 de junio. Este reglamento entraba en vigor el 15 de julio, un mes después de su publicación, pero la Justicia catalana lo ha tumbado cinco días antes. Ahora la AMB tiene cinco días desde el siguiente a su notificación para interponer un recurso de reposición ante este tribunal.

Segunda victoria de las VTC

No es la primera vez que el TSJC da la razón a las VTC. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, tras la impugnación de la patronal de las VTC Unauto, ya suspendió de forma cautelar en julio del pasado año el reglamento del AMB, que restringía en la práctica la actividad de las aplicaciones Uber y Cabify, pues debían ajustarse a una proporción de uno por cada 30 licencias de taxi.

Uber y Cabify salieron de la ciudad condal en enero, al considerar que estas medidas impedían su actividad, aunque la española regresó a Barcelona en marzo, dos meses después de abandonar la ciudad. Ahora Cabify ha encontrado una argucia legal que le permite 'esquivar' la ley catalana.

Ahora se identifica como agencia de transporte, no como un intermediario entre usuarios y propietarios de coches. De esta forma, cuando el cliente acepta en las condiciones esperar 15 minutos la primera vez, no debe hacerlo más, pues se considera que ya ha contratado sus servicios.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba