Economía

Golpe del Supremo a la banca: las tarjetas 'revolving' son abusivas

El pleno de la Sala Civil del Tribunal Supremo ve usura en el tipo de interés aplicado en el contrato de una tarjeta 'revolving' de WiZink

Tarjeta de crédito.
Tarjeta de crédito. Europa Press

Mazazo para la banca. El Tribunal Supremo ha declarado la nulidad por usura de un contrato de Wizink de una tarjeta 'revolving' que imponía un 27% de interés al cliente. Esta decisión se ha alcanzado por unanimidad y supone un nuevo golpe para las entidades de crédito, que se juegan unos 1.400 millones de euros. El fallo llega un día después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictara a favor de la banca en el caso de las hipotecas en IRPH

En concreto, la sala ha visto "usura" en el tipo de interés (27%) que supera "en gran medida el índice tomado como referencia", que también ha sido criticado por el alto tribunal porque ya es de por sí "muy elevado" -se sitúa en el 20% anual-. 

El TS ha explicado también que el cliente que no puede acceder a otras líneas de crédito es el que termina contratando este producto, que permite devolver el dinero en plazos más largos pero que al final el interés pagado provoca que el tiempo del crédito se alargue eternamente, “hasta el punto de que puede convertirle en un deudor «cautivo»”.

Por último, la Sala ha razonado que no puede justificarse la fijación de un interés "notablemente superior al normal del dinero por el riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito concedidas de modo ágil", porque la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.

¿Qué es una tarjeta 'revolving?

La tarjeta 'revolving' es una línea de crédito que comercializan las entidades en solitario o mediante acuerdos con marcas comerciales de confianza como cadenas de supermercados, aerolíneas o compañías telefónicas. El riesgo de este tipo de préstamo está en el alto interés que se paga cuando se utiliza en la modalidad de crédito, que en ocasiones es cercano al 30% y que ahora un juzgado ha declarado usurero.

Además, el propio cliente en muchas ocasiones no sabe lo que está contratando y mucho menos el tiempo que le costará amortizar dicho préstamo. Son precisamente estos dos puntos por los que los afectados podrían reclamar.

Orden ministerial

El Tesoro ha preparado una norma que obliga a los bancos a amortizar al año al menos un 25% del total de los préstamos de este tipo, lo que supondría que la vida máxima de estos créditos no superaría los cuatro años. De esta forma, se pondría coto a los desmesurados intereses que se exigen en este tipo de producto. 

Con esta orden ministerial, el organismo dependiente del Ministerio de Economía, a parte de delimitar la vida del préstamo, también exige que la cuota máxima anual tenga como referencia el 40% de los ingresos netos anules del cliente, por lo que se acota aún más la cuantía final a financiar.

Asimismo, se obliga a las entidades a evaluar la capacidad del cliente para cumplir con las cuotas mensuales antes de firmar el contrato. Los bancos también deberán contar con procedimientos internos nuevos "específicamente desarrollados para llevar a cabo la evaluación de solvencia". 

Por otro lado, las entidades tendrán que analizar de nuevo el perfil del cliente si éste decidiera ampliar la línea de crédito y se reseña que un seguro de amortización en ningún momento servirá para evitar la evaluación de solvencia del cliente.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba