Motor

Torra exige al Gobierno español que evite el cierre de Nissan Barcelona

El presidente de la Generalitat quiere que el Gobierno tome cartas en la crisis de Nissan en Barcelona y hable directamente con la matriz de Japón en busca de soluciones

El cierre de Nissan podría afectar a más de 20.000 familias entre trabajadores directos e indirectos.
El cierre de Nissan podría afectar a más de 20.000 familias entre trabajadores directos e indirectos.

El cierre de las plantas de Nissan en Barcelona es uno de los puntos calientes de Cataluña en las últimas semanas, con miles de familias afectadas y un conflicto social que va creciendo y que las instituciones catalanas están viendo como se les viene encima. Un proceso que parece no tener vuelta atrás pero que todos quieren revertir de la forma que sea, instando a que desde Japón se replanteen el cierre. Eso es lo que pretende el propio presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, que ha reclamado al Gobierno española "transferencias directas y actuaciones urgentes" para solventar la crisis de Nissan, entre ellas un plan de la automoción con medidas contundentes al estilo de lo que están haciendo Francia o Alemania.

Durante la reunión telemática que ha mantenido junto al vicepresidente del Gobierno regional, Pere Aragonès, y los consejeros Àngels Chacón (Empresa) y Chakir El Homrani (Trabajo), con representantes de diversas empresas proveedoras de las plantas catalanas de Nissan, Torra ha reivindicado además de estas medidas una interlocución directa del Gobierno con Nissan en Japón para tratar de salvar del cierre las plantas de la marca japonesa en Barcelona.

Torra se ha comprometido a hacer todo lo que esté en su mano para mantener los empleos de Nissan y su actividad, en el aire tras el anuncio de Nissan de que cerrará el próximo mes de diciembre sus plantas, entre ellas la emblemática de Zona Franca. El presidente catalán ha subrayado: "Nos preocupa toda la cadena de valor de Nissan, todas las empresas que giran en torno a esta compañía".

Quim Torra ha defendido una alianza de toda la red de empresas proveedoras para encontrar soluciones, y ha recordado que la oficina técnica creada por su Ejecutivo debe servir para canalizar las peticiones que puedan llegar tanto de liquidez como de asesoramiento. "Queremos acompañaros, daros apoyo y defenderos", les ha dicho Torra, quien ha reiterado que el ejecutivo catalán sigue defendiendo la viabilidad de las plantas catalanas de Nissan y no acepta el anuncio de la multinacional como una decisión sin vuelta atrás.

El presidente también ha reclamado interlocución directa con la compañía en Japón, y conocer la memoria justificativa, con detalle, por la cual se considera que la empresa no es viable, una postura que es compartida por todas las administraciones. En esta línea, ha destacado la importancia de que todas las administraciones muestren su unidad para evitar el cierre.

En nombre de los proveedores de Nissan han estado representantes de empresas como Calsonic, Continental Automotive, Denso Barcelona, Faurecia, Gestamp, Kautex, Lear Corporation, Magna Mirrors, Magna Seating, Mahle Behr Spain, Robert Bosch, Saint-Gobain Cristalería o Zanini, entre otras. Han participado también en el encuentro la directora general de Industria, Matilde Villaroya, y el presidente del clúster de la industria de la automoción de Cataluña, Josep Maria Vall.

Frente común autonómico

Por otro lado, y para hacer frente a esta crisis que está viviendo el sector del automóvil, la Junta de Castilla y León, con los gobiernos de otras siete comunidades, ha reclamado al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, su participación en una estrategia nacional que apuntale el futuro de la industria de la automoción.  Según ha informado este lunes la Junta de Castilla y León, la consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, ha remitido una carta a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en la que reclama al Gobierno la creación de una Mesa de la Automoción para abordar una estrategia que apuntale el futuro de esta actividad y cuente para este reto con las aportaciones del sector y de las comunidades autónomas.  

La carta está firmada también por los consejeros con competencias en materia de industria de País Vasco, Cataluña, Galicia, Valencia, Aragón, Navarra y Madrid, todas ellas con plantas de producción de turismos o de componentes, quienes reivindican la oportunidad de que las autonomías aporten a este foro su experiencia de gestión en instrumentos y políticas para el desarrollo del automóvil. Estos ocho gobiernos autonómicos, según ha informado la Junta en una nota de prensa, manifiestan su "honda preocupación por la situación del sector y comprometen su colaboración constructiva para idear una estrategia común que aglutine esfuerzos y recursos.

Solicitan medidas urgentes para dinamizar la demanda y mantener la actividad y el empleo a corto plazo, combinadas con un proyecto a medio y largo plazo para garantizar la sostenibilidad y competitividad del sector, en la línea de lo ya avanzado por otros países europeos donde se asientan muchos de los fabricantes que también producen en España. Esta "hoja de ruta" para la industria de la automoción debe potenciar los "activos disponibles" en los territorios que suscriben esta petición al Gobierno central, entre los que se citan el esfuerzo inversor realizado por los sectores público y privado en materia de I+D, la puesta a disposición de suelo e infraestructuras para la producción y la oferta de recursos humanos con la formación y cualificación requerida por el tejido empresarial.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba