Economía

Los Folch-Rusiñol venden las pinturas Titán tras la mala experiencia de Sabadell

Los dueños del imperio de las pinturas Titán han acordado la venta de la compañía a la multinacional AkzoNobel. La empresa española registró en 2018 las primeras pérdidas de su historia

AkzoNobel compra Titan.
AkzoNobel compra Titan. AkzoNobel.

Los hermanos Joaquín y Alberto Folch-Rusiñol Faixat, hijos del fundador del imperio de las pinturas Titanlux, han acordado la venta de la compañía a la multinacional AkzoNobel. La operación, sobre la que no se ha informado del precio, se produce después de que la empresa registrara sus primeras pérdidas en 2018, tras la mala experiencia vivida por la familia en la inversión realizada en Banco Sabadell.

AkzoNobel ha informado que tras este acuerdo "seguirá creciendo en Europa", y que la operación está sujeta a la aprobación regulatoria, "la cual se espera obtener antes del final del primer trimestre de 2021".

En 2018 Industrias Titán entró en números rojos por primera vez en su historia, coincidiendo con el relevo generacional en la gestión de la matriz.

La compañía de pinturas Titán factura cada año cerca de 100 millones de euros

La compañía perdió 1,8 millones de euros ese año, frente a unos beneficios de casi 6 millones en 2017 y de 2,3 millones en 2016. El grupo español de pinturas ingresa cada año cerca de 100 millones de euros.

Imagen de Titanlux.
Imagen de Titanlux.

Experiencia en banca

La familia hasta ahora propietaria de la famosa marca de pinturas se convirtió en uno de los accionistas relevantes de Banco Sabadell en el año 2006, y hasta 2018 han mantenido la inversión, que ha generado importantes pérdidas.

En ese año 2006 Joaquín Folch-Ruiseñol se hizo con el 1% del Sabadell en una operación acordada con el mismo presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu; Miguel Bosser Rovira, empresario textil catalán, que alcanzó el 0,05% del banco; José Manuel Lara Bosch, presidente de Planeta, entonces con cerca del 2%; Isak Andic, fundador de Mango, con el 0,81%; y Héctor Colonques, copropietario de Porcelanosa.

En 2015 los dueños de Titán tuvieron que provisionar 45 millones por su participación en Sabadell

En ese año la sociedad Famol Participaciones -Oliu, Folch-Rusiñol, Lara Bosch, y Andic- adquirieron 81,6 millones de acciones de Banco Sabadell a un precio unitario de 6,09 euros, un valor total de 489,6 millones.

El día de Nochebuena de 2018, Sabadell comunicó el fin del pacto al que habían llegado esos inversores sobre su participación en Sabadell. Entonces la entidad cotizaba a 0,97 euros por acciónFábricas Folch, de Joaquín Folch-Ruiseñol, cabecera del grupo Titán, provisionó 49,5 millones en 2015 por su participación en Famol.

En diciembre de 2017, de acuerdo a los datos de las empresas presentados en Registro Mercantil, a los que este diario ha accedido a través de Insight View, Fábricas Folch condonó la totalidad de los préstamos entregados a Famol con un valor de 19,8 millones de euros, que ya estaban deteriorados.

Los dueños de Titán tampoco tuvieron buena experiencia con otra inversión en la banca española, en Banco Popular.

De acuerdo a las últimas cuentas de Fábrica Folch, la compañía dio de baja en 2017 acciones de Popular por valor nominal de medio millón de euros a cambio de los bonos de fidelización ofrecidos por Banco Santander, registrando unas pérdidas de 189.000 euros.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba