Economía

El teletrabajo aumenta el interés de los turistas extranjeros por comprar viviendas en España

Fuentes del sector auguran un incremento en la demanda de vivienda en la costa por parte de extranjeros que pasarán a teletrabajar. Idealista registra más tráfico extranjero en su portal que antes de la covid

Casas en la playa
Casas en la playa EFE

La espiral internacional favorable al teletrabajo desatada por el coronavirus puede plantear desafíos al sector inmobiliario (sobre todo, a los centros comerciales y las oficinas) pero también oportunidades, en especial, al residencial. 

En pleno standby para un mercado que ya empieza a encajar estadísticas del impacto de la covid, como el desplome histórico de la compraventa de vivienda en abril, o el consenso general de que los precios caerán al menos gradualmente a partir del segundo semestre del año (máxime teniendo en cuenta las proyecciones económicas, especialmente duras para los españoles), fuentes del sector empiezan a atisbar posibles luces al final del túnel en algunos segmentos, como el de la demanda extranjera.

Distintas fuentes se muestran de hecho "convencidas" de que la intensificación global del teletrabajo redundará en que importantes volúmenes de nuevas oleadas de extranjeros, especialmente de aquellos oriundos de países del norte de Europa, se planteen comprar una casa en la costa española en la que puedan pasar la mayor parte del tiempo. 

El turismo extranjero, clave en España

España es uno de los destinos favoritos de los turistas europeos. El pasado año, nuestro país recibió 83,7 millones de turistas extranjeros, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Algunos de ellos ya contaban con una segunda residencia en España. En concreto, el Banco de España contabilizó en un informe reciente que la participación de los extranjeros -residentes o no- en el mercado inmobiliario residencial español supone ya "cerca del 20% de las compras", concentrándose con mayor intensidad "en el arco mediterráneo y los archipiélagos". 

Sin embargo, el grueso de los casi 84 millones de viajeros procedentes de otros países optan por el alojamiento hotelero o el alquiler vacacional, pues su estancia media es de aproximadamente 4,13 noches; pero el sector turístico también coincide en que el teletrabajo puede 'afincar' a parte de estos turistas permanentemente en España.

Al ser preguntado por este asunto, el vicepresidente de la patronal Exceltur recuerda que "hace no menos de 15 o 20 años que empezó un 'boom' de profesionales alemanes comprándose casa en Mallorca". Ahora, el experto augura que "sin duda, las oportunidades actuales del teletrabajo con unos sistemas de comunicación y videoconferencia mucho más perfeccionados que los anteriores, elevarán el número de profesionales extranjeros trabajando desde España".

"El teletrabajo ha llegado para quedarse"

"El teletrabajo ha llegado para quedarse y más que nunca se convertirá en una parte integral de nuestro modelo de vida", aseguran desde Excem Real Estate, el grupo inmobiliario de la dinastía judía de los Hatchwell, apoyándose en el informe de la consultora EY Why remote working will be the new normal, even after COVID-19.

"Está centralidad del teletrabajo como patrón de la 'nueva normalidad' ha creado nuevas oportunidades en destinos como la Costa del Sol en España, que pasaría de ser un destino de temporada a convertirse en residencia permanente de un número creciente de personas", afirman. "España aún tiene margen para aumentar su población de origen extranjero, que actualmente es del 13,9% de la población total (Eurostat, mayo de 2020), si el sector inmobiliario sabe interpretar las nuevas demandas. Se prevé el surgimiento de nuevas oportunidades en el segmento residencial de lujo en lugares como la Costa del Sol, un destino muy demandado por su clima y estilo de vida".

"Tendría todo el sentido del mundo pero todavía es pronto para decir que se trata de una tendencia", señala por su parte Mikel Echevarren, consejero delegado de la consultora de inversiones inmobiliarias Colliers. "Aunque en la Costa del Sol algún proyecto ya incluía en sus zonas comunes oficinas para teletrabajar, en concreto en los Altos del Higuerón, en Benalmádena, aún es pronto para echar las campanas al viento".

Más búsquedas por parte de los extranjeros

Por lo pronto, desde Idealista aseguran que el tráfico del portal de origen extranjero (por lo general, países del norte de Europa) ha experimentado una "recuperación en V perfecta" desde mayo hasta niveles "actualmente incluso superiores a los que se registraban en enero".

"Esto puede deberse a distintos factores: un renovado interés por residir permanentemente en España por el teletrabajo, compradores que hubieran esperado a que bajen precios o que quieran acelerar ciertas oportunidades. En cualquiera de los casos, un incremento del interés de extranjeros de residir aquí de forma permanente, en especial en zonas de costa, por el sol, puede acabar siendo un fenómeno relevante para el sector. Lo que percibimos además es que las potenciales condiciones de asistencia sanitaria, comunicaciones e infraestructuras que ofrece España le dan ciertas ventajas respecto a otros posibles mercados del Mediterráneo", dice el portavoz y director de Estudios de Idealista, Fernando Encinar.

La incógnita de los precios y la fiscalidad

"El fenómeno de turistas que teletrabajan con residencias de aquí ya había empezado a darse gradualmente con estancias temporales, por ejemplo, en Barcelona", añade Encinar. "Como se ha visto allí, puede paralelamente llegar tener un efecto en los precios, ya que estamos hablando de personas que llegan a España con un mayor poder adquisitivo", señala el también cofundador de Idealista.

"La gente que pueda va a buscar viviendas de mejor tamaño y con mejor clima por si vuelve a repetirse la situación del confinamiento, creemos posible que muchos extranjeros se decidan entonces a comprar aquí", señala por su parte Mariano Beristáin, agente inmobiliario de Diana Morales Properties (Costa del Sol) ligada a la consultora Knight Frank.

"El factor que puede jugar en contra es que España no es un país muy atrayente desde el punto de vista impositivo, por lo que es probable que se busquen viviendas para estancias no superiores a los 182 días (tras los cuales uno es residente)", matiza Beristáin. "Portugal, por ejemplo, tiene una fiscalidad más benigna que ha hecho que muchos clientes estos últimos años hayan decidido ir allí y no aquí. Aún así, creemos que la actual situación puede ayudar a que crezca el interés por España".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba