Economía

Tu móvil puede transmitir tu localización incluso apagado, no es una leyenda urbana

Algunos terminales mantienen actividades en segundo plano pese a estar desconectados. La clave está en la batería

Usuario con un teléfono móvil
Usuario con un teléfono móvil PhotoMIX Ltd.

"Cuando apagamos el teléfono en realidad no se apaga del todo". La frase es de Alfonso Arjona, hacker y consultor senior de ciberseguridad.

Una aseveración que se puede demostrar de una manera muy sencilla. Algunos móviles son capaces de encenderse por sí mismos para hacer sonar el despertador, aunque el usuario lo haya apagado la noche anterior.

"Hay terminales que mantienen siempre un mínimo de actividad en la red de telefonía móvil para permanecer informados sobre la antena a la que deben conectarse más rápidamente cuando el usuario decida encender de nuevo el equipo", concluye Arjona.

Hace dos años Apple registró una patente que permitirá a sus dispositivos encenderse automáticamente cuando se encuentren apagados para enviar la localización de forma regular

Hablamos de móviles que, por defecto, por su fabricación, transmiten datos apagados, pero que también pueden hacerlo en mayor medida si son hackeados, manipulados.

"Es posible infectar un teléfono y ponerle un nuevo firmware al módem, también denominado baseband. Esta es la parte del equipo que se comunica con la torre que brinda la señal. Si se modifica este firmware se podría mantener contacto con la antena incluso cuando aparentemente esté apagado. Para ello, aparte de lo comentado anteriormente, lo único que se necesita es que la batería este puesta. Sin energía no hay comunicación posible. La Agencia de Seguridad Norteamericana (NSA) tiene tecnología para infectar el firmware de televisores de Samsung, si lo pueden hacer en estos dispositivos, por supuesto que no es descartable que pueda hacerse lo propio con móviles", explica David Sancho, responsable de investigación en Trend Micro y experto en ciberseguridad.

Los operadores pueden triangular un teléfono móvil para saber su ubicación aproximada, incluso cuando están apagados

Triangulación

Es algo que también da la clave de la importancia que las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado le dan a los teléfonos móviles en el ámbito de las investigaciones policiales. Sobre todo a los equipos de las personas involucradas en esas investigaciones.

"El teléfono realmente no dice donde está, pero un operador de telefonía móvil podría triangular el terminal mediante antenas para dar una localización aproximada de la zona donde se encuentra. No arrojaría un lugar demasiado exacto y esto sólo se puede realizar en los terminales que mantienen esa pequeña actividad sobre la red de telefonía móvil, incluso apagados, que comentábamos anteriormente", matiza Arjona.

La triangulación es un proceso que permite, mediante la intersección de las señales de varias antenas de telefonía móvil, establecer la ubicación física de un teléfono móvil conectado a esa red.

Localización sin datos

No siempre es necesario que el equipo registre datos para saber por dónde se ha movido una persona cuando se produce una investigación o rastreo de un sospechoso.

"En muchas investigaciones se ha adivinado dónde han estado las personas que son objeto policial mediante el cruce de datos: dónde han apagado el teléfono, dónde lo han encendido y las rutinas que generalmente mantienen. Esto requiere haber recogido información previa de los sospechosos, pero con esos patrones y los lugares de apagado y encendido se puede saber dónde ha estado físicamente cuando se desconectó el equipo. Es algo que se ha hecho ya en varias investigaciones policiales", declara Eusebio Nieva, director técnico de la empresa de ciberseguridad Check Point.

En cuanto al hackeo de teléfonos, Nieva asegura que "hay que definir qué se entiende por un teléfono apagado. Si es que no muestre luz alguna, es algo que se puede puede conseguir mediante la infección del teléfono, que para ello tiene que estar rooteado, es decir, con el acceso a permisos de modificación del firmware abiertos".

Apple y su controvertida patente

En 2016 Apple registró una patente orientada a encontrar aquellos teléfonos y equipos de su marca que hayan sido robados o extraviados.

El equipo guarda una parte de la batería antes de apagarse por completo. Esta reserva de pila se emplearía para, de forma regular, enviar los datos de localización del dispositivo, con el objetivo de que se pueda encontrar con mayor facilidad en caso de robo o pérdida.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba