Economía

Telefónica dilata la vuelta al trabajo de sus 25.000 empleados ante los rebrotes

El operador de telecomunicaciones prepara su estrategia de vuelta a la normalidad con la pandemia en línea ascendente

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica tenía previsto que el cien por cien de sus empleados estuvieran en sus puestos de trabajo físicos a finales de diciembre, si bien no descartaba que la evolución de la pandemia retrasara la vuelta de la plantilla a principios de año, algo que finalmente parace va a producirse dada la evolución de la covid-19.

El operador ha dilatado aún más esta posibilidad, según el plan de vuelta a la normalidad en el que trabaja la compañía dirigida por José María Álvarez-Pallete. La última actualización del proyecto de regreso establece un sistema de turnos para que no se alcance más del 50% del aforo en las oficianas. Unas medidas que según la corporación "se mantendrán hasta diciembre de 2020, si bien es flexible en cuanto a que se adaptará a las nuevas circunstancias normativas, sanitarias o de contexto que sucedan en los meses por venir". Es decir, las oficinas no contarán con el 100% de los trabajadores a primeros de 2021. En la actualidad, un 80% de la plantilla trabaja en remoto y las instalaciones del operador se limitan a albergar a personal de seguridad y aquél estrictamente necesario para la actividad de la compañía.

"La máxima prioridad es la seguridad y salud de los equipos y clientes, y que las oficinas sean lugares seguros. Para ello, se van a mantener las medidas de seguridad y salud pertinentes en los centros de trabajo, y se establecerán turnos estables para no sobrepasar en ningún caso el 50% del aforo", refleja su plan interno de vuelta a la normalidad. Adicionalmente, Telefónica ofrecerá la posibilidad de realización de test a los empleados.

Distrito T, en el madrileño barrio de Las Tablas, alberga a casi la mitad de los empleados del operador en Madrid (11.000 trabajadores)

Se trata, como hemos comentado, de un plan maleable, flexible, con la adaptación como máxima. El operador sabe que el coronavirus puede cambiar las condiciones y poner sobre la mesa nuevas exigencias en cualquier momento. También trabaja en un modelo flexible para digitalizar de forma efectiva el aumento del teletrabajo provocado por la covid-19

Telefónica tiene también desarrollado un plan de medidas de contingencia en el caso de que se produjese un retroceso en la denominada vuelta a la normalidad, ahora en el alambre -algunas localidades han vuelto a fases anteriores- por el aumento de los rebrotes.

"La planificación se adaptará a las necesidades de cada área. El retorno será progresivo a partir de septiembre en base a colectivos y necesidades del negocio", explica el operador. Telefónica realizará además un análisis de puestos físicos de trabajo para respetar una distancia de seguridad de 1,5 metros entre empleado y empleado.

Empleados con particularidades

La teleco dedica dentro del plan un apartado de medidas específicas para empleados con ciertas particularidades. Se trata de aquellos con más de 60 años y los que tienen mayores dependientes a su cargo. Ambos colectivos desarrollarán su labor profesional en modalidad de teletrabajo hasta nueva orden.

Un tercio de la plantilla trabajaba en las oficinas de Telefónica en el madrileño barrio de Las Tablas, en el denominado Distrito T, unas instalaciones que albergaban un total de 11.000 empleados de los en torno a 25.000 con los que cuenta el operador.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba