Economía

El taxi sufre una guerra interna tras el 'decretazo' del Gobierno

La tramitación por proyecto de ley de la normativa genera una incertidumbre que erosiona a este dañado sector. Por su parte, las diferentes asociaciones han subido el tono de sus acusaciones y descalificaciones ante sus opuestas estrategias 

Imagen de archivo de taxis en Madrid.
Imagen de archivo de taxis en Madrid. Gtres

El taxi vuelve a escena. El mediático decreto del Gobierno sobre las VTC, las licencias de Uber y Cabify, no ha traído la paz. Ya ha pasado un mes desde que el Congreso diese luz verde a la propuesta del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y su tramitación por proyecto de ley sigue manteniendo la incertidumbre en el sector.

Un demora que está erosionando al taxi de manera interna. Una erosión que ha provocado una guerra interna. El cruce de reproches y descalificaciones entre las diferentes las asociaciones del taxi han ido subiendo de tono en los últimos días con la llegada de las elecciones andaluzas, un escaparate perfecto para mostrar sus posiciones, y con la convocatoria de una movilización frente al Ayuntamiento de Madrid el próximo 26 de noviembre.

La guerra interna posiciona aún más a los tres bandos. Por un lado, están las asociaciones "mayoritarias" o de "traje y corbata" como es Federación Española del Taxi (Fedetaxi), con el 61% de las cerca de 70.000 licencias que hay en España, con Miguel Ángel Leal al frente. Por otro, Antaxi, que tiene un 39% de la representación del sector, con Julio Sanz como máximo exponente. Dos sindicatos que cuentan con posturas muy diferentes.

En el otro extremo, y con una posición única, está Elite Taxi junto con la Plataforma Caracol con los mediáticos 'Tito' y Peseto Loco como principales caras visibles, respectivamente. Estas asociaciones son conocidas por unos como "los representantes de los taxistas de la calle" o por otros como "los radicales" y, pese a no contar con las mayorías de Fedetaxi y Antaxi, su control de la calle y las redes sociales les da un gran altavoz. 

"Casposos" y "populistas" 

Elite y Caracol califican como "la caspa más rancia del sector" a Fedetaxi y Antaxi. La defensa de ambos es que "son populistas que solo quieren ruido, protestas y rechazan cualquier solución". Mientras Fedetaxi carga contra Antaxi por "aliarse" con ayuntamientos como el de Madrid y olvidarse del sector. Antaxi apunta que Fedetaxi es "amigable" con las VTC. Y el tono va 'increscendo'. La movilización del próximo lunes es respaldada por 'los radicales' y no por de 'traje y corbata'. Algo que no ha gustado en Elite y Caracol.

"Los señores de la unidad cogen fuerza y enseñan los dientes con toda la caspa más rancia del sector, para intentar nuevamente desmovilizar y presionar tanto a Élite como a Caracol. Otra vez aquellos que hablan de unidad anteponen sus p**** sueldos y ni siquiera debaten las propuestas, si es que las tuvieron algún día. Gracias pero con vosotros jamas se tuvo que ir", indican en un comunicado difundido por Whatsapp.

Taxis aeropuerto
Taxis aeropuerto Javier Martínez

Una respuesta que no se hizo esperar, en este caso, a través de un anónimo. "Días como hoy me avergüenzo de ser taxista y, sobre todo, me avergüenzo de las llamadas asociaciones emergentes"."Si ellos piensan que me representan están muy confundidos, a mí no me representan voceros, macarras y pandilleros con un escudo con una sudadera hortera", añade. "Ellos serán casposos, pero ustedes la vergüenza de la unidad", concluía este 'carta abierta' que se difundió como respuesta en el mismo canal. 

Un conflicto político

Las elecciones de Andalucía llegan el 2 de diciembre. El turno para las autonómicas y locales será en mayo de 2019. Por ello, los diferentes partidos toman sus posiciones en este 'caladero' de votos y presión como es el taxi. Podemos tiene línea directa con Elite y Caracol, con una gran actividad de movilizaciones y protestas para lograr la difícil misión de terminar con la actividad de Uber y Cabify en España. 

Por su parte, Antaxi tiene una relación más cercana con Gobiernos como el de Manuela Carmena que, por el momento, no está interesado en las movilizaciones en su propia ciudad. También sus rivales les acusa de tener una "línea directa" con el PSOE. Sus demandas son una regulación más severa con las VTC y lograr el ratio 1/30 en ciudades como Madrid o Barcelona.  

Manifestación de taxistas en las inmediaciones del Congreso de los Diputados
Manifestación de taxistas en las inmediaciones del Congreso de los Diputados EFE

En el caso de Fedetaxi, el resto de formaciones le acusan de tener una mayor relación con partidos como PP y Ciudadanos. La apuesta de la federación mayoritaria ser un importante ajuste de la operatividad de empresas como Uber o Cabify, pero sí ven viable compartir el 'gran pastel' de la movilidad urbana con ellos.

Unas iniciativas que se podrán en conocimiento del Ayuntamiento de Madrid este mismo viernes en diversos encuentros. Por la tarde, Elite y Caracol han convocado a sus seguidores en la T4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas para explicar la reunión con el equipo de Carmena, detallar la movilización del lunes 26 y comentar su senda independiente frente al resto de sindicatos.

Una actividad del taxi en Madrid que tendrá respuesta en Andalucía con distintas movilizaciones en los actos de la campaña autonómica el viernes y el lunes. La guerra interna y las elecciones son la receta perfecta para que el taxi vuelva a la primera línea mediática con una mayor actividad. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba