Impuestos

Llega la 'tasa Tobin': los 'brokers' avisan a sus clientes de que les cobrarán desde el 16 de enero

Les repercutirán el sobrecoste del 0,2% por compraventa de acciones españolas que tendrían que asumir según la ley

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero EFE

El impuesto sobre transacciones financieras, denominado comúnmente 'tasa Tobin', entrará en vigor el próximo sábado 16 de enero y algunos 'brokers' como Renta 4 o Bankinter ya están avisando a sus clientes de que les repercutirán el coste. Este tributo gravará con un 0,2% el importe de todas las compraventas de títulos de acciones de la Bolsa española con una capitalización bursátil superior a mil millones de euros. 

"Las primeras operaciones afectadas serán las de fecha contratación del 14 de enero de 2021. Para cada operación de compra que realice en un valor sujeto al impuesto, se le cargará, de manera adicional a la comisión y los gastos por la operación, un 0,20% sobre el importe de la operación. En la confirmación de la operación que le enviamos, podrá ver el detalle del importe del impuesto", explica Renta 4 a sus clientes en un correo electrónico remitido este jueves al que ha tenido acceso Vozpópuli

Esta entidad española explica que en las operaciones de compra intradía (las que se realicen en una misma sesión), si el cliente "vende antes del cierre del mercado todos los títulos que haya comprado durante el día, no se pagará el impuesto", e informa a sus clientes de que, como intermediario financiero, la empresa será la encargada de liquidar el impuesto.

Por su parte, el área de intermediación financiera de Bankinter también ha confirmado a sus clientes que "las empresas españolas que serán gravadas con la nueva Tasa de Transacciones Financieras a partir del próximo 14 de enero son las que tienen un valor de capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euros y que repercutirá en el cliente".

Los detalles de este tributo quedaron recogidos en la Ley 5/2020, de 15 de octubre, en la que se establece que el sujeto pasivo del impuesto (el que tiene que pagarlo) es "la empresa de servicios de inversión o entidad de crédito que realice la adquisición por cuenta propia" o, en caso de que lo haga en nombre de terceros, será sujeto "el miembro del mercado que la ejecute" y reciba la orden directamente del que compra; el "internalizador sistemático"; o bien "la entidad que preste el servicio de depósito de los valorespor cuenta del adquirente".

En la práctica, lo pagará el cliente

No obstante, aunque estas entidades son formalmente las que deben abonar el impuesto, contemplan en general trasladar ese sobrecoste al cliente.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha negado que esto vaya a ser así. "El impuesto no afecta a los clientes, a los que tienen cuentas corrientes, tarjetas, préstamos, hipotecas o imposiciones a plazo fijo por citar alguno de los ejemplos bancarios. Dicho de otra manera, esta fiscalidad no va a gravar a los ahorradores", decía durante la tramitación parlamentaria desde la tribuna del Congreso. 

Según la Encuesta Financiera de las Familias del Banco de España, actualizada a cierre de 2017, los activos financieros representan un 20% del total de posesiones de las familias españolas. Dentro de estos activos destacan las cuentas bancarias (34% del total), los planes de pensiones (16,2%), las acciones no cotizadas y participaciones (13,8%), las acciones cotizadas (13%), los fondos de inversión (9,4%) y los valores de renta fija -títulos de deuda- (0,3%). 

Ese 13% que suponen las acciones cotizadas será lo que a partir de ahora esté sometido al gravamen. 

Instituciones como el Banco de España, Inverco -la patronal de las gestoras de fondos de inversión- o Funcas -la Fundación de Cajas de Ahorro- ya habían advertido en el último año de que los clientes serían los que tendrían que pagar este impuesto en última instancia.

56 empresas afectadas y 850 millones como meta de recaudación

El Ejecutivo tiene previsto recaudar 850 millones de euros con este tributo, que afectará a la compraventa de un total de 56 empresas que cotizan en la Bolsa española.

Estas compañías son: Inditex, Iberdrola, Banco Santander, BBVA, Amadeus, Cellnex, Endesa, Aena, Siemens Gamesa, Naturgy, Telefónica, Ferrovial, la filial española de EDP Renovaveis, Grifols, CaixaBank, Repsol, Red Eléctrica, IAG, ACS, Acciona, Enagás, Mapfre, Bankia, Colonial, Bankinter, Fluidra, Merlin Properties, FCC, Grupo Catalana Occidente, Ebro Foods y Viscofan.

Se suman también Zardoya Otis, Vidrala, Solaria Energía y Medio Ambiente, CIE Automotive, Acerinox, Corporación Financiera Alba, Laboratorios Farmacéuticos Rovi, Logista, Gestamp Automoción, Banco Sabadell, Almirall, Euskaltel, NH Hotel Group, PharmaMar, Prosegur, Mediaset, Amrest Holdings, Prosegur Cash, CAF, Meliá Hotels International, Sacyr, Applus Services, Indra, Unicaja y Faes Farma.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba