Economía

La superficie del centro de negocios, el último escollo para desbloquear la operación Chamartín

Las reuniones en la cumbre de los últimos días proseguirán la próxima semana para tratar de salvar los últimos escollos para desbloquear un desarrollo que lleva 24 años esperando una luz verde definitiva.

La operación Chamartín sigue aún lejos de ser una realidad
La operación Chamartín sigue aún lejos de ser una realidad

Las partes implicadas en la operación Chamartín, Ayuntamiento de Madrid, Ministerio de Fomento y la promotora Distrito Castellana Norte (DCN) han decidido al fin no levantarse de la mesa de negociaciones hasta no haber alcanzado un acuerdo que permita desbloquear un proceso que lleva varado cerca de un cuarto de siglo. Por el momento no hay fumata blanca. Una serie de diferencias respecto al centro de negocios que se incluirá en el ámbito junto a la nueva estación de Chamartín constituye el que parece ser el último escollo que separa a las partes de un acuerdo que urge más que nunca debido a la premura de tiempo.

La primera mitad del mes de junio se ha consumido sin que se haya alcanzado siquiera un pacto de mínimos y, por lo tanto, el plazo que se dieron las partes a finales del pasado año, cuando decidieron retomar las conversaciones, toca a su fin. Por este motivo, como adelantaba este jueves El Confidencial, altos representantes del Consistorio de la capital, de Adif (que actúa en este proceso en nombre de Fomento) y de DCN iniciaron el martes una serie de reuniones con un marcado carácter de definitivas.

Sin embargo, a pesar de que se han registrado progresos significativos, aún restan aspectos por resolver y diferencias por limar. Fuentes conocedoras de la situación señalaron a Vozpópuli que este jueves, señalado en principio como el día D de la operación, las partes acordaron dar por concluidos los encuentros para su reanudación la próxima semana, dado que la distancia que aún les separa no es una cuestión para resolver en unas pocas horas.

Al parecer, el último obstáculo que ha impedido que este jueves pase a la historia de la operación Chamartín se centra en el centro de negocios que se construirá junto a la nueva estación. En primer lugar, a la superficie que ocupará, dado que el Ayuntamiento ha mantenido una postura firme durante todas las negociaciones en lo que a la edificabilidad se refiere y este caso no es una excepción.

A vueltas con la edificabilidad

Mientras, la posición de DCN es que el futuro centro de negocios no puede resolverse con una mera acumulación de edificios de oficinas sin un desarrollo de de ciudad alrededor de ellos, ya que constata que las empresas que buscan trasladarse a este tipo de ubicaciones buscan cada vez más que este tipo de centros de negocios tengan una intensa actividad urbana a su alrededor.

Para facilitar el desbloqueo de la operación, la promotora, participada mayoritariamente por BBVA, con Grupo San José como socio, asumió que ésta fuera finalmente de iniciativa pública, es decir, que sea el Ayuntamiento de Madrid el que marque los tiempos del desarrollo y el orden de prioridades. Una concesión que DCN considera más que suficiente para esperar un gesto de buena voluntad negociadora por parte del Consistorio.

Sin embargo, las posturas en torno al centro de negocios se enconaron más de la cuenta durante el encuentro del jueves, lo que ha llevado a decidir extender algo más las reuniones definitivas. El hecho de cambiar el desarrollo de iniciativa privada a pública supone finalmente la obligación de modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), un proceso cuya tramitación debe iniciarse prácticamente en los próximos días si se quiere tener resuelto, como se pretende, antes de que finalice la presente legislatura, en algo menos de dos años.

Prioridad: la estación

También habría que modificar el Plan Parcial de Reforma Interior (PPRI) correspondiente al ámbito, aunque según fuentes urbanísticas existe la posibilidad de realizar ambas tramitaciones al unísono, lo que acortaría algo los tiempos.

La iniciativa pública del proyecto será empleada por el Ayuntamiento para dar prioridad absoluta a la construcción de la nueva estación, dado que siempre afeó a DCN que en sus planes no se contemplaba hasta transcurridos diez de los 20 años previstos para llevarla a cabo. Igualmente dará prioridad a la transformación del Nudo Norte.

El optimismo  en torno a la posibilidad de ver avances en la operación disparó incluso las acciones de Grupo San José en Bolsa, que cerraron la jornada de este viernes con una subida superior al 21%. Los próximos días se antojan, una vez más, cruciales para el desarrollo del norte de Madrid.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba