ECONOMÍA

La Airef cree que el Gobierno da 14.300 millones en subvenciones sin estrategia ni control

Reconocen que la falta de homogeneidad entre Administraciones y de transparencia les impiden sacar conclusiones, y que es imposible saber cuánto dinero se concede en subvenciones en España

José Luis Escrivá, presidente de la Airef
José Luis Escrivá, presidente de la Airef

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha puesto sobre la mesa este lunes la realidad de las subvenciones públicas en España, que suponen un gasto de más de 14.300 millones de euros al año, y que el Gobierno concede siguiendo una "nula estrategia", con "falta de transparencia y coordinación" y sin evaluar a posteriori si la cuantía concedida ha sido eficaz para cumplir con el objetivo que debía buscar.

Este ha sido el diagnóstico que ha emitido la institución que preside José Luis Escrivá del primer estudio que ha realizado en el marco del Spending Review: el proyecto de revisión del gasto público que le ha encargado el Ejecutivo a la Airef y que analizará otras muchas partidas del gasto público, que supone un 40% del Producto Interior Bruto (PIB) del país. El primer problema que se ha encontrado la Airef al acometer esta tarea ha sido decidir qué consideraban subvenciones, ya que no existe una definición clara de lo que es este instrumento. 

Una vez decidido el universo de análisis, que supone un desembolso anual de 14.300 millones de euros, aunque detectan que el Estado concede hasta 30.000 millones incluyendo otro tipo de concesiones, la institución ha estudiado si existe planificación estratégica, si es adecuada, si es consistente, cómo es el procedimiento de asignación y si existen técnicas de evaluación y control a posteriori.

De los 150 planes estratégicos analizados (15 de Ministerios, 129 de Comunidades Autónomas y 4 de Corporaciones Locales -Ayuntamientos-), han podido deducir que sólo tienen una trayectoria amplia los autonómicos y locales, que se diseñaron en 2006, mientras que los estatales se empezaron a elaborar en el año 2017. De los 14.300 millones analizados, 10.000 corresponden a las comunidades.

Todos ellos "tienen un nulo carácter estratégico porque no son más que meras sumas de líneas de subvenciones, ordenadas dando más importancia a quién da la subvención que a cuál es el objetivo de la subvención", han explicado fuentes de la Airef. "Hay también falta de coordinación y falta de transparencia, porque no hay rendición de cuentas sobre la eficacia y a eficiencia de las subvenciones". Para saber si una subvención se ha cumplido, el Gobierno mira que se haya concedido todo el presupuesto o que se haya llegado al número de personas estipulado, pero no se evalúan los resultados.

Desastre en las Conferencias Sectoriales

La Airef detecta también una falta de coordinación, ya que aunque la mayoría de concesiones las dan a final de año las Conferencias Sectoriales, éstas son demasiadas (más de 40) pero se reúnen muy pocas veces a lo largo del año.

"Hay muchas pero se reúnen pocas veces y las veces que se reúnen lo hacen solamente para repartir dinero de la Administración Central a las Comunidades Autónomas, y cada una tiene sus reglas. No participan en la estrategia, no intercambian información y no hacen que haya una gobernanza compartida entre la Administración Central y las comunidades, sino que la primera lo decide todo".

El problema principal es que la falta de homogeneidad nos impide sacar conclusiones"

Se muestran preocupados también con las subvenciones directas -las que no se conceden por concurso sino por cuestiones legales, por presupuesto o por circunstancias especiales-, ya que en este tipo de concesiones "no se justifica ni la razón ni la cuantía de la subvención". "Probablemente tienen que seguir existiendo, pero hay que establecer un mecanismo de rendición de cuentas", piden.

"Un tercio del total de subvenciones podría considerarse de tipo directo o nominativa, pero es que algunas comunidades incluyen aquí las transferencias a universidades, que no deberían considerarse de subvención directa. Ese el problema principal, que la falta de homogeneidad nos impide sacar conclusiones", apuntan fuentes de la entidad.

Lamentan también que no se puede asegurar que no haya duplicidades porque no hay "un mapa del dinero", de cómo se reparten en España. A pesar de que el diagnóstico es negativo en general, la Airef ha resaltado que algunas comunidades sí hacen una estrategia excelente de la concesión de subvenciones, como Murcia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Baleares y la Comunidad Foral de Navarra.

Propuestas para mejorarlo

Para mejorar esta situación, la Airef lanza las siguientes propuestas:

  • Modificar la Ley General de Subvenciones y mejorar su Base de Datos
  • Fijar un calendario anual: en el primer trimestre se evalúan los resultados del año anterior y se revisa la planificación estratégica a cuatros años, incluyendo los objetivos en el Plan Nacional de Reformas y en la Actualización del Programa de Estabilidad. En el segundo y tercer trimestre se diseñan los Planes Estratégicos de políticas públicas y el Programa Presupuestario. En el cuarto trimestre, se diseñan los planes operativos de subvenciones o de otros instrumentos si son más útiles.
  • Nombrar un organismo independiente que evalúe si funciona la concesión de subvenciones, al menos una vez en estos cuatro años.
  • Crear un sistema de indicadores que permita medir resultados y rendir cuentas
  • Mejorar las Conferencias Sectoriales, dándoles el papel de coordinación que deben tener y homogeneizando su funcionamiento en todas las áreas sectoriales

Proyecto general

Este ha sido el primer estudio del proceso de revisión de gasto público (Spending Review), que se articulará en dos fases. La primera de ellas estará integrada por otros seis análisis, cuyo resultado se divulgará a lo largo de este mes y que abordarán los siguientes ámbitos:

  1. Gasto en medicamentos dispensados con receta médica
  2. Políticas activas de empleo
  3. Becas universitarias
  4. Ayudas a la investigación
  5. Apoyo al sector industrial
  6. Servicio postal universal que presta Correos.

En una segunda fase también estudiarán las infraestructuras, algo que servirá para las políticas del Ministerio de Fomento; y los beneficios fiscales, que pueden rondar los 60.000 millones de euros

Durante la presentación del proyecto, Escrivá ha explicado que se trata de un "ejercicio novedoso", que se ha realizado en colaboración con cinco consultoras -elegidas por concurso-, además de asesores científicos de alto nivel, especialistas en gestión de proyectos, etcétera. Después de redactar las conclusiones, la institución ha preparado un vídeo explicativo para el público general. 

"Vamos a poner a disposición del público general los resultados de los estudios que ha venido realizando la Airef desde finales de 2018 y principios de este año (...) En España hay una escasísima evaluación de resultados del gasto públio, lo que da un margen extraordinario de mejora. El gasto público es un 40% del PIB. Un Spending Review, una revisión del gasto público, no es un ejercicio para ahorrar (aunque puede surgir un ahorro derivado de él)", ha explicado José Luis Escrivá, presidente de la Airef, ante la prensa.

Su trabajo ha sido considerado exitoso por la Comisión Europea, que le ha pedido a la institución española que explicara en Bruselas que el proceso que ha seguido para poder emularlo en otros países que van a seguir una práctica similar. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba