Economía

Una 'startup' promete acabar con las fianzas de los alquileres de vivienda en España

Rimbo ha sido premiada por el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona como la 'startup' más prometedora del sector en España. Acaba de firmar una alianza con la inmobiliaria Forcadell

Roy Sagi, consejero delegado de Rimbo, entre el Rey y Pedro Sánchez, en el Barcelona New Economy Week
Roy Sagi, consejero delegado de Rimbo, entre el Rey y Pedro Sánchez, en el Barcelona New Economy Week BNEW

En medio de los vaivenes por el coronavirus y la vorágine política, el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, de la mano del Rey y el Gobierno de España, premiaron a la startup Rimbo como la más prometedora del sector inmobiliario a nivel estatal.

El diferencial de Rimbo pasa por un sistema tecnológico pionero que apunta a ahorrar el pago de fianzas a potenciales inquilinos de vivienda, facilitándoles un acceso más rápido y menos exigente económicamente al piso, y ofrecer a la vez una mayor seguridad a los propietarios, sensiblemente preocupados por el incremento de la morosidad en tiempos de pandemia.

Desde la fintech explican que su modelo de negocio pasa por conseguir alianzas con empresas e intermediadores inmobiliarios y avanzan a Vozpópuli haber alcanzado ya un acuerdo para trabajar con la inmobiliaria catalana Forcadell, con un parque de 40.000 activos.

8 euros, débito y solvencia

El software desarrollado por la empresa ha captado ya financiación de distintos business angels (inversores privados) y protagonizó la Barcelona New Economy Week (semana de la nueva economía) celebrada este mes de octubre en la Ciudad Condal bajo la mirada de las principales autoridades políticas y empresariales de España.

La startup se lanzará a operar en las próximas semanas. Promete resolver el asunto de la fianza con la condición de que el inquilino aporte los datos de su tarjeta de débito y, si pasa unos filtros, pague una cuota nominal mensual, que podría ser de 8 euros.

El servicio ahorra al potencial arrendatario la necesidad y los siete días de tiempo de media que tardan los inquilinos en España en juntar el efectivo para pagar su fianza, que suele ser de dos meses de renta. En España existen al menos 350.000 familias para las que el alquiler supone el 50% de sus ingresos, según cálculos de la Asociación de Propietarios de Viviendas en Alquiler.

"Se trata de que los inquilinos puedan entrar a una vivienda en alquiler con la facilidad que lo harían en un hotel"

"Se trata de que los inquilinos puedan entrar a una vivienda en alquiler con la facilidad que lo harían en un hotel", dice Roy Sagi, consejero delegado de Rimbo.

De cara al propietario, y utilizando tecnologías de Open Banking o banca abierta, la empresa es capaz de hacer un filtro, en cinco minutos, sobre la solvencia del inquilino. En caso de pasar el filtro, la startup se compromete a compensar al propietario en caso de que el arrendatario deje en algún momento de pagar.

La era covid

Licenciado en derecho y exGoogle Irlanda, Sagi montó el proyecto el pasado mes de enero tras dos años en España trabajando para la empresa de marketing digital Criteo. La crisis del coronavirus no ha frenado sus planes.

"Entendemos que ahora hay de hecho un mayor volumen de pisos sin alquilar, una mayor necesidad de ponerle las cosas fáciles a los inquilinos y una mayor preocupación por parte de los propietarios sobre la futura morosidad ya que, ante las cuestiones regulatorias, el propietario pierde poder para cubrirse con el precio", concluye Sagi.

La proyección de la startup, en línea con otras fuentes del sector, es que la cuota del alquiler sobre el mercado residencial crezca en un millón de hogares en el próximo lustro. Su objetivo es llegar a cubrir a 350.000 apartamentos antes de 2024.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba