Infraestructuras

Soros apuesta 250 millones por la dueña de Abertis en plena batalla interna de los Benetton

El fondo Quantum, controlado por el inversor estadounidense, ha tomado una participación próxima al 2% en el capital de Atlantia, primer accionista de Abertis, que se debate entre las guerras internas en la familia Benetton, principal socio de la italiana, y las presiones del Gobierno local para que entre en Alitalia

El inversor norteamericano George Soros
El inversor norteamericano George Soros

La familia Benetton cuenta con un ilustre compañero de viaje en Atlantia, la compañía italiana que controla Abertis. El inversor estadounidense George Soros, propietario de una de las mayores fortunas del mundo, ha entrado en el capital de la concesionaria transalpina, precisamente en un momento clave para su futuro. En plena digestión de la adquisición de Abertis, llevada a cabo en conjunto con ACS, Atlantia se debate ahora entre la batalla interna en el seno de los Benetton y las presiones del Gobierno local para que intervenga en la operación de salvamento de la aerolínea Alitalia.

El fondo Quantum, controlado por el inversor norteamericano de origen húngaro, controla en torno al 2% del capital de Atlantia, una participación adquirida a lo largo del presente ejercicio. El vehículo aparece por primera vez en las actas de la última junta de accionistas de la compañía italiana, celebrada a mediados del pasado mes de abril, en la que se aprobaron los primeros resultados de la concesionaria que ya incluyen la aportación de Abertis.

A precios actuales de mercado, la participación de Soros en Atlantia está valorada en unos 250 millones de euros. Desde que comenzó el año, la compañía italiana ha experimentado una revalorización de algo más del 22%, pese a que en los últimos días ha sufrido un notable castigo por parte de los inversores debido a la posibilidad de que Atlantia acepte finalmente adquirir una participación significativa en el capital de Alitalia.

El aterrizaje de Soros se produce en plena reestructuración de Edizione, el vehículo inversor de la familia Benetton, primer accionista de Atlantia con una participación del 30%. La salida del todavía primer ejecutivo, Marco Patuano, que será efectiva en la junta de accionistas que Edizione celebrará el próximo mes, es consecuencia de la batalla por el poder del imperio Benetton tras el fallecimiento, a finales del pasado año, de Gilberto, alma mater de los negocios de una de las familias más poderosas de Italia.

La presión del Gobierno de Roma

Sin embargo, no es el único factor de incertidumbre en torno al futuro de Atlantia. El Gobierno italiano se ha fijado en la compañía para que forme parte de su plan para salvar Alitalia, en una delicada situación financiera. En la junta de accionistas, el consejero delegado de Atlantia, Giovanni Castellucci, aseguró que la inversión en la aerolínea no entraba en los planes de la compañía, "que tiene ya demasiados frentes abiertos".

Uno de los activos de Atlantia es el aeropuerto de Roma, principal hub de Alitalia, por lo que el nombre de la concesionaria fue puesto encima de la mesa de inmediato como posible salvador de la aerolínea. Los planes del Gobierno italiano ya ha comprometido a la empresa pública de ferrocarriles.

El Ejecutivo está empleando como medida de presión las negociaciones que mantiene con Atlantia acerca del escenario abierto a raíz de la tragedia del Puente Morandi, en Génova, cuya concesión pertenece a la empresa controlada por los Benetton.

En lo que respecta a Abertis, Atlantia ultima junto a ACS el diseño de un nuevo plan estratégico, que marcará el futuro de la concesionaria española. Los frentes abiertos de los que hablaba Castellucci han ralentizado el proceso. En este escenario se ha producido la llegada de Soros que, por el momento, se ha visto flanqueada por una trayectoria bursátil alcista.

Estos movimientos han tenido lugar en un momento de transición dentro de la familia Benetton, algo que se observa con atención en Abertis (Atlantia), pero también en Cellnex, una empresa del Ibex 35 que está participada al 29,9% por Edizione y con la que este vehículo de inversión tiene comprometidos 1.100 millones de euros para garantizar su crecimiento futuro.

Tal y como contó Vozpópuli este miércoles, la lógica invita a pensar que Patuano abandonará próximamente la presidencia del consejo de administración de Cellnex, si bien se espera que su sucesor -se apunta a Carlo Bertazzo- mantenga el actual plan de negocio. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba